13 preguntas y un poeta, Alfonso J. Paredes: «Le diría a un joven escritor que cante mucho»

Cáceres, España. Foto: Pedro (Flickr/CC BY 2.0)
  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Alfonso J. Paredes es un escritor autodidacta, un lector empedernido y amante de la literatura y la poesía, además de un asiduo participante en Poémame.

Acaba de publicar su segundo poemario con la Editorial Punto Didot, “Y en el fondo te digo”, del cual ha publicado algunos poemas en Poémame. Nos pusimos en contacto con él para hacerle una entrevista y a continuación podréis leer el contenido de la misma. Esperamos que la disfrutéis y si queréis saber algo más de Alfonso, os invitamos a visitar a su página web.

¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

Podría contarles mi vida literaria desde que era pequeño, como cualquiera que se dedique a escribir, pues es en sí misma una vocación y con vocación se nace, en mi opinión. Pero también se va adquiriendo la vocación. En cuanto a mi actividad literaria, como en un principio les decía, empieza a muy temprana edad ganando algunos concursos escolares literarios. Aún recuerdo la frase que me dijo mi profesor de lengua a colación de un poema a la muerte que escribí y que he perdido como otros muchos que hice en mi infancia y juventud, “Alfonso, con tu poema me has hecho llorar”. Aquella frase me marcó y supe que tarde o temprano me dedicaría, al menos como hobby o como amateur, a la literatura. Asistí durante algún tiempo a tertulias literarias con un amigo mío que hoy se dedica profesionalmente a la literatura y al fomento de la lectura, Daniel Casado. Allí conocía escritores de importancia como Javier Moro o Pilar Fernandez e incluso llegué a conocer a Almudena Grandes.  Aún no me había decidido a escribir para publicar. Fue luego más tarde, cuando en un momento de mi vida, me pregunté ¿por qué no? Y decidí recopilar algunos poemas y escribir otros, que subí a las redes sociales donde tuvieron gran aceptación. Fue entonces cuando publiqué mi primer poemario “Trilogía Agua, Aire, Vida y Otros Relatos”, a través de Amazon.

A partir de aquí se sucedieron una serie de acontecimientos favorables para mí en cuanto a literatura. Empiezo a colaborar con revistas como “Club Siglo XXI Arte y Poesía”, “Revista Almiar de Margen Cero” y otras que ahora no recuerdo.  Empiezo a recibir premios como el premio a la mejor poesía de 2016 en la Comunidad Internacional Hispana “Rincón de los Escritores”, finalista en el “1er Certamen Internacional de Poesía Valilux”, seleccionado durante dos años consecutivos por la editorial Diversidad Literaria en dos antologías “Luz de Luna II” y “Versos del corazón III”. He colaborado con un programa de radio dedicado a la poesía, con mi programa “El Misterio del Poeta”, así como, esporádicamente, en otras emisoras de radio como Top Radio Online. He de decir que ya tenía experiencia como locutor de radio convencional (no digital), en Radio Fórum de Mérida, Capital de Extremadura España.También escribo o mejor dicho estoy escribiendo novela histórica, de ficción y una basada en un hecho real como fue el naufragio del pesquero “Enero”. En la Plataforma Wattpad estoy subiendo algunos capítulos de mi novela inédita “El Tributo”. Actualmente, colaboro en el programa de fomento a la lectura que promueve la Diputación Provincial de Badajoz, así como la Junta de Extremadura. Formo parte de la Asociación Extremeña de Escritores y soy Coordinador del club de lectura de mi localidad de residencia “Club de Lectura Don Álvaro”, Don Álvaro es una localidad pequeña de unos 700 habitantes, muy cerca de la capital Extremeña, a 8 Km.

¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

Mis primeras lecturas, estrictamente poéticas, fueron al poeta del pueblo Miguel Hernández, fue quizá quien más influyó en mi estilo y en la decisión de escribir poesía. También Federico García Lorca, su famoso “Poema de la saeta (cante jondo)” “Por la calleja vienen extraños unicornios”. “Platero y yo” de Juan Ramón Jiménez marco mi infancia. Y bueno también he leído y cantado algunos madrigales de la edad media: Alfonso X El Sabio, Juan Vázquez, Juan Del Encina. Y como no “Los Cantares del Mio Cid”. Todo esto en cuanto a poesía, luego en prosa me he leído todo lo de Julio Verne, Mario Vargas Llosa y he de confesar que empecé a leer el Quijote a los 14 años y todavía, con 52 que tengo, voy por la página 30. Pero sí he leído versiones más resumidas del Quijote, por eso de que te obligaban. Voluntariamente de Cervantes he leído otras obras menos importantes peno no por ello peores, que ahora no voy a enunciar porque son muchas, pero puedo decir por ejemplo “Rinconete y Cortadillo”, “La Galatea”, “La Gitanilla”, “El Celoso Extremeño”, y otras muchas.

Mis primeras lecturas

Mis dos primeras lecturas “La Tía Tula” y “Cumbres Borrascosas”,
qué diferencia tan grande entre el Unamuno de la pasión y muerte
y los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire de Émily Brontë,
entre la trágica maternidad y la venganza y odio de pasiones ansiosas.

¿Cómo definiría a su poesía?

Eso me preguntó una vez una sevillana amiga mía, Lucía Rodríguez, a la que dediqué un poema en mi primer poemario. Mi poesía es hacer música con las palabras, cuanto más sencilla y entendible mejor. No busco palabras rimbombantes ni metáforas imposibles, ni sinónimos estrambóticos, que llegado el caso si es necesario los uso, pero procuro no hacerlo. La poesía para mí debe modernizarse y poder llegar a la juventud, que le guste y que la entienda. También debe tener un orden y seguir unas normas básicas, y me refiero a normas básicas a que por lo menos haya dos versos que rimen entre treinta o cuarenta, por poner un ejemplo. La poesía también es musicalidad, pienso que quien no tenga oído musical, le cuesta mucho más hacer un poema que quien lo tenga; todo esto lo digo por lo del ritmo en un verso o estrofa, Diría más, si la rima es difícil de encontrar en el poema, el ritmo supliría esa carencia de rimas, por su lectura melódica. Lo que sí tengo claro, como dije antes, es que la poesía debe llegar a todos de manera natural y sencilla. Todo esto debe estar cimentado en una base, lo que llamamos poesía clásica: sonetos, romances, cuartetos, espinelas etc., que son la base de la poesía moderna y que sin ella no se entendería la poesía como tal.

Muerte al alba

Entre hojas camino despacio
escuchando el rumor de mis pisadas,
absorto contando el eco que produce
al crujir, la dichosa hojarasca.

¿Cree que el poeta “evoluciona” en su escritura? ¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años? 

La evolución en la escritura depende de cada poeta, unos evolucionan otros no. Si se refiere al poeta en general pienso que sí pues, según pasa el tiempo, podemos encontrar nuevas formas estróficas, nuevos estilos e incluso nuevas corrientes.

Mi lenguaje poético ha evolucionado con los tiempos, siempre me he fijado y he aprendido mucho de los demás. En Poemame, lo digo muy a menudo, cuando comentan algún poema mío, “Yo solo aprendo de vosotros que lo hacéis de maravilla”, es lo que suelo responder a los comentarios. Yo no puedo decir cómo ha cambiado, pues mi punto de referencia es atemporal, eso solo lo puede decir quien me lee, le pongo un ejemplo: un padre no se da cuenta del crecimiento de su hijo/a a cada milímetro que crece, pero un amigo del padre sí nota la diferencia desde la última vez que lo vio, si hace algún tiempo que no lo ve.

¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?

El poema para mí es una historia contada en versos, pueden ser 14, como puede ser un romance interminable. Lo que quiero decir es que el poema tiene una estructura como en una novela, planteamiento del tema, desarrollo, unión y desenlace. Ese esquema es el que tengo claro y es el que me indica cuando un poema está terminado. Emocionalmente me siento cansado y a la vez satisfecho.

Corregirlo lo hago primero sobre la marcha, luego lo leo por si hay alguna falta de ortografía (todos somos humanos) o de gramática, luego me fijo en la redundancia de palabras para sustituirlas, llegado el caso, por otras de igual significado. Lo leo como si fuera una canción y si tiene ritmo quedo conforme, si no, lo corrijo hasta que tenga ritmo. Por supuesto intento que haya rima, pues sin rima no concibo un poema, aunque como dije antes si hay ritmo puede suplir o enmendar la carencia de rima, pero no en su totalidad. Y por último, como no me fio de mí mismo, hago lo que la mayoría, pasarlo por el procesador de textos y revisarlo ortográfica y gramaticalmente.

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

No soy vanidoso, no pretendo el Princesa de Asturias, ni el Nobel de Literatura ni tan siquiera el Nadal. Solo divertirme y transmitir mis emociones y mi amor a la lectura a los demás. Enseñar a la juventud que leer es beneficioso para que nadie les engañe y, sobre todo, disfrutar. Si además obtengo algún reconocimiento, lo tomo como sobrevenido y lo comparto con quienes me apoyan y me siguen

¿Qué lugar ocupa, para un poeta como usted, las lecturas en vivo?

Es muy importante que te vean y oigan leer. En mi casa leo delante de mis hijas y mi mujer, en la calle leo. Leo cada vez que tengo ocasión y no me escondo para ello. En cuanto a leer públicamente para un evento, le doy la misma importancia, pues es una forma de fomentar la lectura y hacer ver que la edad no es inconveniente para leer. Me gustaría poner de moda leer, cualquier cosa, novela, poesía, historia, trabajos científicos, lo que sea con tal de leer.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs etc?

Depende: si es para promocionar un libro, poema o relato, como promoción, es una vía con muchas posibilidades ya que te sitúa en cualquier parte del mundo en cuestión de nanosegundos.

Si lo que se pretende es formar debates, foros de discusión etc., en los que la gente interviene dando su opinión. Esto puede ser beneficioso o peligroso, me explico: peligroso porque en una tertulia literaria a través de la red, no ves la cara del interlocutor, con lo que puede que lo que exprese sea mal entendido o sacado de contexto. Esto mismo puede llevarte a la desilusión, si no tienes una personalidad fuerte y sabes diferenciar la realidad virtual de la convencional. Beneficioso por la rapidez con que llega tu opinión, por la cantidad de tertulianos que te están leyendo y por la diversidad de culturas y países a las que puedes llegar.

No todo lo que se dice en la red, por desgracia, es verdad y no todo lo que se expresa por Internet es correctamente interpretado.  Lo puedes comprobar cuando escribes un poema en Internet, tú lo lees e interpretas de una forma y los internautas, en la mayoría de las ocasiones, no coincide con lo que has expresado ni en la forma de leerlo.

¿Podría recomendarnos un poema de otro autor que le haya gustado mucho? 

Si es de un autor famoso, “La Elegía” de Miguel Hernández. Si es de un autor de Poémame, por ejemplo, me gustan mucho los poemas de Miguel Adame o Alejandro Poetry, no sabría ahora decirte uno en concreto, pero cualquiera de ellos suele ser para mí muy buenos. Pero para que no digan que los he elegido al azar y que no los he leído te digo uno de cada uno: “Te Extraño” de Miguel Adame y el soneto con eco de Alejandro Serpentina de Sol”

¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Como ahora estoy inmerso en escribir mi novela histórica “El Diario de la Judía”, leo para recopilar datos e informarme sobre la época y circunstancias en las que sitúo mi novela, es por ello que ahora mismo estoy leyendo “El Manuscrito Nazi” de Juan Martorell, que trata de una arqueóloga que se ve envuelta en una aventura que le lleva a adentrarse en los secretos y las creencias esotéricas de los grandes jefes del nazismo.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la poesía?

En primer lugar, que antes de escribir debe haber leído mucho e incluso mientras escribe. Que no sea vanidoso y que pregunte a alguien con experiencia. Otra de las cosas que le diría es que aprenda las diferentes formas estróficas que existen. También le diría que cante mucho. Si se decide a publicar, que de a leer el manuscrito a cuatro o cinco personas de su confianza para que le den su opinión y, en base a esa opinión, rectifique o no el manuscrito. Es importante que lea y relea el manuscrito e incluso que lo cambie totalmente o elimine ciertas cosas que quedarían mal antes de publicar. Sobre todo, que se deje asesorar. Que no se rinda y que confíe en los profesionales para corregir cualquier falta gramatical u ortográfica. De todo esto depende en gran medida el éxito de una publicación. Por supuesto que el márqueting hace mucho. Por último que no se desilusione si al principio no logra vender o no logra lo esperado, que no se rinda, ya será en otra ocasión

Algunos versos quiebran albores

Algunos versos quiebran sabores
de esos agridulces de la repentina luz de la mañana,
conjugada con el almizcle de la larga noche
que de dulces besos y caricias dejaron olores.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

La industria editorial clásica la veo mal parada. Con las nuevas tecnologías y con las nuevas formas de publicar, la auto publicación, por ejemplo, la industria editorial ha cambiado mucho y la editorial clásica se debe poner las pilas si quiere seguir compitiendo. Dentro de poco, van a ser las editoriales que se han modernizado y que han adoptado otra política de publicación, las que se van a llevar el gato al agua. La prueba la tienes con Amazon, La Casa del Libro, Bubok, Letrame, Wattpad, etc.

¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se la he hecho?

La siguiente: ¿Cual es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se le ha hecho?

Antes de acabar, y ya que Alfonso nos ha hablado de otro poeta al que admira, Miguel Adame. Aquí os incluimos el soneto que le escribió: Soneto Alejandrino a @MiguelAdame 

No podemos acabar sin escuchar a Alfonso recitar alguno de sus poemas. Más que escoger uno, os dejo que vosotros y vosotras decidáis el que más os guste haciendo click aquí.

Y a vosotros, lectores, esperamos que hayáis disfrutado la entrevista y gracias por haber llegado hasta aquí.


  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

José Luis Regojo

José L. Regojo (Caracas, Venezuela, 1958) es catedrático de inglés de Barcelona, "research fellow" (investigador) en The Center for Gary Snyder Studies en la Hunan University, Changsha, Hunan Province (China), activista por los derechos humanos, escritor, marido y padre de dos chicas. Traductor al español y catalán de la obra de Gary Snyder, es además autor del libro Max y su sombra (Proteus ed. 2012), otros libros de gestión de asociaciones sin ánimo de lucro y del poemario 'Fronteras', ed. Autografía, 2018. Organiza el recital poético trilingüe 'Poémame en el Raval' en Barcelona. Página web: https://regeye.blogspot.com.es/

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. María Elena Maldonado dice:

    Excelente entrevista, sencillez muy recomendable a los jóvenes poetas: «Mi poesía es hacer música con las palabras, cuanto más sencilla y entendible mejor»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *