Khosiyat Rustamova nació en 1971 en la aldea de Olmos, en el distrito de Chust de la provincia de Namangan. Estudió en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de Uzbekistán (1988-1993) y en la Universidad de Literatura Superior (2001-2004). Desde 2015 es jefa de redacción del periódico El mundo del libro. Ha publicado La casa en el cielo (1997), Rescate (2003), El manto (2004), Un muro (2006), Agosto (2008), Ocupación (2011), 40:0 (2011) , Consolación (2005) y Nubes descontroladas (2019). Sus poemas se han traducido al turco, azerbayano, ruso, alemán, kasajo e inglés. Ha traducido al idioma uzbeko poemas de Marina Tsvetaeva, Eugene Eutushenko, Anna Akhmatova, Boris Pasternak, Rasmiye Sabir, Ramiz Rovshen, Nigar Refibeyli, Riza Khalil, Neguib Fazil Kisakurak y Khusnu Daglarja. Ha recibido algunas distinciones como la medalla ShukhratFama (2004). Obtuvo el premio internacional de Azerbaiyán Mikail Mushfeek (2015). Es miembro de la Unión de Escritores de Uzbekistán.

¿Dónde estuviste en el curso de tantos años?

¿fue tu vida como un  sueño largo y terrible?

¿fue difícil para ti llamar 

a mi puerta al menos una vez al pasar?

ahora es arduo permanecer en este mundo,

y mientras me visto y me preparo para irme,

te quedas en algún lugar de mi vida

como un anfitrión que sale a despedirme.

¡Me miras!

¿Quieres decirme algo?

tu sombra está frente a mí,

Luna, a pesar de que te esfuerzas,

tu sombra se proyecta en mi ventana de todos modos.

Esto pasa todos los días: antes del amanecer,

antes de que se aproxime la brisa del alba,

sin falta, el voluminoso rostro del

toca todas las ventanas una por una.

Los jardines comparten todo su amor

con el mundo entero.

La mancha del sol permanecerá

en la ventana que limpié con esmero.

¿Te vas ahora?

sería maravilloso que no lo hicieras.

Si me dejas

el mundo se colmará con mi dolor.

Así que sería maravilloso que te quedaras,

y hagas que el viento sople con fuerza en este mundo.

Después de todo, ya está oscuro,

los caminos están en penumbras.

El cielo está nublado

puede que pronto llueva.

¡Detente! ¿O quizás debería ir contigo

para abandonar este mundo para siempre?

Traducción del inglés al español por Mariela Cordero