Unica Zürn escritora y pintora alemana famosa por su poesía anagramática. Comenzó su carrera como guionista para la compañía cinematográfica alemana UFA. Tras la guerra sobrevive vendiendo sus relatos y novelas por entregas.

A partir de 1957 debió ingresar varias veces en centros psiquiátricos para superar sus crisis de esquizofrenia, especialmente tras ser fotografiada desnuda y encadenada por Bellimer para la portada del número 4 de surrealismo meme.

La fama de Unica se debe sobre todo a sus dos novelas póstumas.


El hombre jazmín y Primavera sombría.

Primavera  sombría

En Primavera sombría, nos encontramos con Unica Zürn niña, en la que ella aparece como el objeto de estudio, corporal y emocional.

[… Ella piensa dónde puede encontrar su propio complemento. Se lleva a la cama todos los objetos duros y alargados que encuentra en su cuarto y se los introduce entre las piernas: unas tijeras frías y relucientes, una regla, un peine y el mango de un cepillo. Mirando la luz de la ventana, busca su propio complemento masculino .Se monta en la fría barandilla de metal de su cama blanca. Se quita la cadena de oro que lleva en el cuello y la pasa por entre las piernas. Se  frenéticamente hasta hacerse daño.]

Confesiones, declaraciones de esta naturaleza en las que el secreto se comunica, sin asomo de pudor.

[… El juego se hace peligroso, y eso es lo que a ella le gusta. Le vendan los ojos. Encienden fuego, tan cerca que su vestido empieza arder. Le tiran del pelo. La pellizcan y la golpean. Ella no deja oír ni una queja. Sufre en silencio, perdida en ensueños  masoquistas en los que no caben pensamientos de venganza o de desquite. Ella tira de sus ligaduras y siente con gusto cómo se le clavan en la carne.]

Retrata su masoquismo, su papel de victima y Bellmer ejerce sobre ella su sádica creatividad.

[La vida sin las desgracias es insoportable]

Después de publicar El trayecto del destino y otros cuentos, y la estremecedora novela corta Primavera sombría, recupera el lugar que merece en la literatura del s.XX. Y como una delicada joya se recupera este sobrecogedor testimonio autobiográfico:

El hombre jazmín

[¡Oh, he oído a un gran poeta recitar una poesía dentro de mi vientre]

De poesía están hechas las digestiones de Unica Zürn y solo con los poetas y a los poetas habla.

El hombre jazmín es el diario de una poeta atrapada entre dos mundos, el de la vigilia y el sueño. Un espacio en el que todo es posible: lo  maravilloso y lo terrible, lo oscuro y lo luminoso, la vida creadora y la muerte

[El que tema a la muerte que no juegue a ese juego. El que tema a la vida que no juegue a ese juego. El deseo de morir y la alegría de vivir se entremezclan de un modo horrible a los ojos de los enamorados sin futuro.]

Unica Zürn se enamoró de la locura, de ese estado que le permitía tener tantas vidas, vivir en tantos cuerpos diferentes, ser mujer, nube o sonrisa pura.

[Alguien me recorre en un viaje a través de mi ser. Me he convertido en su casa. Fuera en los negros paisajes en los que muge la vaca, alguien finge ser. Desde esta perspectiva, se cierra el círculo en torno a mí. El corre por dentro y me rodea desde fuera. Esta es mi nueva situación. Y me gusta]

<< yo deseaba seguir dibujando más allá de los límites del papel, hasta el infinito…>>

Fuentes: Libro Primavera Sombría Ediciones Siruela Libro El hombre jazmín Ediciones Siruela