¿Cómo publicar mis poemas en Poémame?

Poémame es una plataforma donde podrás publicar y compartir tus poemas así como otras creaciones literarias, como relatos, y en el que tú decides junto con el resto de autores y lectores cuáles son las mejores obras.

¿Cómo publicar mi primer poema?

Publicar un poema en poémame requiere solamente de 3 sencillos pasos que te explicamos a continuación:

Paso 1. Haz click en la opción “enviar poema“.

Si no has iniciado sesión aún en poémame, deberás introducir tu usuario y contraseña. Si aún no te has registrado, haz click en la opción “registrarse” (situada en la esquina superior izquierda) y sigue las indicaciones.

Una vez estés registrado y hayas iniciado sesión, continúa al siguiente paso.

Paso 2. Introduce el contenido de tu poema.

Para mantener la calidad de poémame, te pedimos que el título y el texto estén correctamente escritos, sin faltas de ortografía.

Para facilitar la clasificación de tu poema y su lectura por otros miembros de poémame te pedimos también que introduzcas:

  • El sub (o categoría) más adecuado (por ejemplo, verso clásico, verso libre, prosa poética…)
  • Unas pocas etiquetas (o palabras clave) que deben reflejar, entre otros aspectos, el género (lírico, épico, erótico, etc.), la clase de estrofa (soneto, copla, etc.) y el tema de tu poema.

Opcionalmente, puedes incluir una imagen para acompañar a tu poema (recomendado) así como un enlace a la web en la que aparece tu poema(por ejemplo, en tu propio blog literario, en tu muro de Facebook, o en otro portal de poesía). Ésta es una manera estupenda de dar a conocer tu blog o perfil literario y de llegar a más lectores.

Una vez hayas terminado haz click en “Continuar”

Paso 3. Revisa y publicar tu poema.

En esta última pantalla tendrás la oportunidad de revisar tu poema antes de enviarlo. Si está todo bien, haz click en “Publicar”. Si quieres cambiar algo, puedes volver al paso anterior.

Una vez hayas publicado tu poema, éste será visible para el resto de usuarios que podrán votarlo y comentarlo. Prepárate para recibir elogios y alguna crítica, e intenta fomentar un debate y un intercambio constructivo.

Ir a poémame.

Óscar David Sánchez

Fundador de poemame.com. Poeta aficionado e ingeniero en sus ratos libres. Le gusta el café sin azúcar y la rima consonante, aunque tiene cierta debilidad por el haiku japonés. Code is poetry.

También te podría gustar...

39 Respuestas

  1. Jorge Romero dice:

    Gracias por compartir éste estupendo proyecto y poder ser parte de él.

    Un abrazo

    • osvid dice:

      ¡Gracias a ti por el interés y por confiar en el proyecto! Espero que vaya creciendo y que sirva para hacer de nuestro mundo un lugar con más poesía :-).

  2. Me ha entusiasmado sobremanera la idea y el formato de esta maravillosa iniciativa. Fuerte abrazo… Gracias por aceptar mi incorporación a estos espacios.

  3. camaleon199 dice:

    Al final todo florece, y este espacio ha florecido y está bien cuidado porque el nivel va subiendo
    ya no somos tres y el de la guitarra.
    Enhorabuena

  4. Jesús Sanz Perrón dice:

    Lo he intentado pero no sé por qué no consigo verlo publicado. Habrá algún error…

  5. Maria Lourdes Huerta dice:

    Estaba esperando algo asi….

  6. Carolina dice:

    Los poemas que escribimos para donde van y que beneficios nos traen

    • Óscar David Sánchez dice:

      ¡Hola! Los poemas se publican en el sitio web http://poemame.com. Los más populares se difunden también en los perfiles de Poémame en Twitter, Facebook e Instagram. Por supuesto, los autores mantenéis todos los derechos sobre vuestras obras.

  7. Victoria Sánchez paredes dice:

    En esta vida las elecciones son el mejor regalo que podemos tener por decisión propia por nuestra libertad y así terminas tus frutos a base de ellas en esta vida una elección es el camino a cual te puede llevar tu futuro. Pero una decisión es la que forja tu futuro

  8. felicity fornaw dice:

    cuando es el concurso de poesia

  9. Juana Alameda dice:

    Me parece genial la idea de hacer visibles nuestros poemas, compartirlos con personas que gustan de la poesia. Gracias por este espacio poetico

  10. Iris Lugo dice:

    Poémame es un Blog excelente para todos los que estamos con la poesía. Yo tengo un año publicando mis poemas y estoy feliz de hacerlo y seguiré haciéndolo mientras la musa de la poesía habite en mí.

  11. josep lluís rueda latasa dice:

    pretendo enviaros el “poema solidari refugiats”, me pierdo con las indicaciones, si respondeis a mi gmail, os lo puedo enviar, gracias y disculpadme la torpeza

  12. jorge enrique mantilla dice:

    Hola Oscar David! Buenos días!
    Con gusto desearía hacer parte de éste magnífico portal.
    Al registrarme no me da acceso. Quisiera más información.
    Gracias.
    Jorge enrique mantilla

  13. Quisiera…………………

    Como efímeras luciérnagas cautivas
    Las luces de la ciudad se pierden por la niebla
    El mendigo camina con su abierta herida
    Por las calles desiertas sin rumbo va.
    La noche como un pergamino de sombras
    Donde se escriben los pecados,
    las mentira, la culpa y la verdad
    Lo miran pasar en el silencio sombrío
    Las destellantes estrellas
    Testigos en la inmensidad.

    Quisiera perderme en la noche
    Más oscura de mí padecer
    Para resucitar cuando llegue el alba
    Y al decir tú nombre Adéle,
    Volver a nacer.
    Quisiera beber del roció su cristalina frescura
    Y al beberla saber que no existe
    Para cerrar mi herida una cura.

    Quisiera volverme viento
    Para viajar vagabundo en el tiempo
    Escribir en las nubes tu nombre
    Y dedicarte un poema de amor.
    Quisiera en el oasis de tu pecho
    Mi barca de sueños naufragar
    Para calmar con tu ternura
    Esta loca sed amar.
    Quisiera embriagarme de otoño
    Con la dulce miel en tu mirar
    Volverme lluvia y así
    Tus cabellos poder acariciar.

    Quisiera volverme plegaria
    Escrita en una hoja marchita
    Viajar en el viento como un rezo
    Y transformarme en agua bendita,
    Para borrar los pecados
    Que en mis hombros llevo cargados.

    Quisiera volverme un lamento
    Para perderme por los desiertos
    Gritando tú nombre a los cuatro vientos
    Para que hasta el cielo entienda
    Lo que por ti estoy sintiendo.

    Quisiera volverme el eco hiriente
    Que retumba en los acantilados
    Y hasta en lo profundo del mar
    Como una doliente pena,
    Quisiera volverme del mar su espuma
    Para morir como la ola sobre la arena
    Y escribir en la playa “tu o ninguna.”

    Quisiera volverme la lluvia
    Que anida en la rosa
    Que vive en tu boca
    Para volverme suspiro
    Cuando mis labios muerdan tu boca

    Quisiera volverme brisa
    Con la tibieza de la primavera
    Para poder robar tu sonrisa
    Para acariciarte suavemente Adéle
    Quisiera volverme el pecado
    Con el que sueña tu piel.

    Quisiera ser tantas cosas
    Pero para ti no soy nada
    Soy simplemente la quimera olvidada
    Que murió sin florecer
    Soy la esperanza que no pudo ser
    Soy la ilusión perdida que nadie reclamo
    Soy el sueño que por humilde murió.
    Soy la fantasía olvidada en el camino
    Que por sencilla nadie la vio
    Soy Simplemente el Poeta y Mendigo
    Que en esta noche de lluvia y frio
    Con tu recuerdo se abrigo
    Soy el leño que se quemo
    En la hoguera de los recuerdos
    Para volverse cenizas
    Que se esfumaran en el tiempo
    Al igual que mi triste sonrisa.

    Mario Anónimo.

    Dedicado para la Mujer más Bella de este Mundo el Angel sin Alas :
    Adéle Exarchopoulos

  14. Rocio Rodriguez dice:

    Hermoso poema estremece el corazón…

  15. Gracias Rocio espero no ser atrevido al enviarles por esta via mis Tristes y humildes poemas, del Mendigo y Poeta.

    Mario Anonimo.

  16. Yo Soy…………………

    Soy El Poeta y Mendigo
    Soy la doliente metáfora
    De una quimera olvidada
    Soy la ilusión arrancada
    De un triste corazón
    Que ya no sueña con nada,
    Soy el sueño perdido
    Que dejaron abandonado
    A la vera del camino
    Soy simplemente
    una fugaz ilusión sin alma
    en busca del perdón
    para este viejo corazón
    que duerme desangrado
    en su profunda calma.

    Soy la efímera nube sin tiempo
    Que despide el sol sangrante
    Soy la pequeña estrella
    Con su luz tenue
    Y sus sueños delirantes,
    Soy la luna en la inmensidad
    Con su omnipotente vanidad
    Desafiante en el profundo cielo
    Que solitaria llora sin consuelo
    Con lágrimas de plata
    la muerte del sol.

    Soy…… ya No sé, lo que Soy
    Una historia o una fábula
    Que en el viento sin rumbo va
    Soy la culpa que nadie quiere
    Esperando la piedad
    Soy el delirio y la verdad
    Soy el implacable licencio
    Hijo de la soledad
    Soy simplemente
    la sombra de la verdad
    Un loco soñador
    Mezcla de Poeta y Mendigo
    Y lo menos parecido a un gran señor.

    Yo soy apenas…………………………
    Lo que el destino quiso que fuera
    Ni más ni menos que cualquiera
    Que el viento del olvido
    En Poeta y Mendigo convirtiera,
    Soy la sombra que camina delirante
    en el bullicio de la muchedumbre
    A la deriva entre la gente,
    Solitario, vencido y perdido
    Como un dios pagano
    Mal herido y sangrante por el destino.

    Soy parecido a tantos
    o aquellos pocos
    Bohemios, poetas y Locos
    Soñadores, tristes y diferentes
    Soy el ser llamado Nadie simplemente
    Una plegaria perdida
    Que encalló en el silencio sin vida
    De esta negra noche tan fría,
    Que en su profunda agonía
    Guarda escondida
    La madre de las soledades
    Con su risa triste y sombría
    Una vieja pena sin alma
    Hiriente, maldita y dañina
    Que en el corazón de sus entrañas
    Guarda encendida entre sus mañas
    la hoguera donde se funden
    los sueños y las esperanzas
    para quemarlos sin prisa
    con su tonta y sínica risa
    que a todos engaña
    se esparcirán sus cenizas
    como un profundo gemido
    para que desaparezcan
    en la inmensidad del infinito.

    Soy el que Uds. Ya conocen
    Poeta, Mendigo y solitario
    El de hoy, mañana y siempre
    El de esta noche y el de ayer
    El que nadie observa a diario
    Que pasa desapercibido
    Por las calles del olvido
    Y su doliente escenario
    Soy simplemente
    Una fugaz aparición
    Una premonición
    una fantasmal figura
    una torpe marioneta
    manejada por los hilos del destino
    que se quedó sin escenario
    en el final de su camino
    cae en telón, patética historia
    Retumban en el silencio de la noche
    los aplausos del público presente
    las penas, lágrimas y sueños
    Firma este poema su dueño
    la implacable memoria
    que no logra vencer el tiempo
    Llorara inconsolablemente
    Abrazada por la eternidad
    Junto a los sentimientos.

    Mario Anónimo

    El Mendigo y Poeta.

  17. Noche, Soledad y Lluvia

    Esta soledad insoslayable lastimosa y fría
    Que junto a la monotonía
    Se apoderan de mi alma herida
    Que me aprisionan y me encierran
    En mi cuarto pintado de sombras,
    Como hirientes testigos
    De la inmensa soledad en este día.

    Aún recuerdo tu mirada, tu sonrisa
    Y en esta tarde tan gris
    Como quisiera hoy tenerte junto a mí
    Para borrar la soledad mezquina y cruel
    Con la tibieza de tu mirada Otoño y miel.

    Me castiga sin pausa y sin tregua
    un viento frío como el olvido
    despreciable y amargo como la hiel
    Dejando sus cicatrices en mi piel
    Y en lo profundo de mi corazón,
    Hermano de la angustia
    Compañero fiel
    Del fracaso y la decepción.

    Las últimas hojas del otoño
    Mal heridas y angustiadas
    Por el viento cruel sin piedad
    Son Arrastradas y quebrajadas
    buscan una guarida desesperadas
    hasta mis manos cansadas han llegado,
    Envejecidas de soñar
    con nuevas primaveras
    que nunca llegaron,
    y al abrigo de mis viejas manos
    dormidas para siempre se quedaron.

    El cielo se vistió
    con su negro vestido de luto
    como un sombrío espejo siniestro
    hechizado por las sombras de la noche
    o por alguna antigua maldición
    eterna condena sin perdón,
    se rompe su hechizo en mil pedazos
    Por el azote de un relámpago
    Que enciende en lo profundo
    Del cielo un fuego bizarro
    Para anunciar que la lluvia llegara
    Con su triste canción de melancolía
    Transformando la noche de este día
    En soledades, sombras, agua y barro.

    Como un reseco leño más
    el Mendigo junto a la hoguera
    Tratando de acortar la noche
    Y olvidar sus penas
    Bebe de un viejo vaso de madera
    Un vino añejo, amargo y oscuro
    Como la noche de su penar
    Sobre el viejo tejado
    Siente la lluvia cantar
    Firma este nuevo poema
    Que en esta noche hiriente
    de recuerdos y melancolía
    para Uds. les ha dejado
    luego de esta ausencia
    El Poeta y Mendigo
    ha vuelto a los caminos
    con sus rústicos pies los vuelve acariciar
    aquellos que tantas madrugas lo vieron pasar
    vagabunda figura, retazo viviente de la noche
    que el viento arrastra como una hoja sin destino.

    Mario Anónimo

  18. Hoy Serás Mía

    Hoy serás mi prisionera
    Clausurare las puertas y ventanas
    Te abrazare tan fuerte
    Que serás parte de mí ser
    Mañana cuando tu boca
    Grite mi nombre al amanecer
    Te dejare marchar
    Para que puedas ver
    Que llevas marcados todos mis besos
    En cada centímetro de tu piel.

    Mis labios de frágil apariencia
    Dejaron marcada su pasión
    En tu cuerpo de mujer
    Rezaron una oración
    Como una antigua plegaria
    Pidiendo que nunca los dejes
    El frío de soledad los envejece
    Y sin los tuyos son
    Una profunda herida en el corazón.

    Mi casa tu prisión y paraíso
    Porque dios así lo quiso
    No hace falta más nada
    Y ya nada importa
    No necesitamos perdón ni consuelo
    Somos prisioneros de este amor
    Solo se escucha un dulce clamor
    Te Quiero Amor
    Desde aquí hasta las puertas del cielo.

    Mario Anónimo

  19. Solo Una Carta

    Una carta, por Dios solo una carta
    Que me cuente algún detalle de tu vida
    Como son tus madrugadas las mañanas y tus días
    El color de la manta que te abriga
    Junto a la hoguera en las noches frías.

    Una carta, que me cuente de tus sueños
    Cuando tu bellos ojos se humedecen de alegría
    Una carta Adéle, solo una carta
    Que diga el sonido de tu risa
    Cuando caminas pensativa y sin prisa.

    Una carta, por Dios solo carta
    Que me cuenten tus sueños y alegrías
    Cuál es la pena que te persigue
    por las noches y en tu mente anida
    Como son tus otoñales ojos
    Cuando hay tristeza en su mirar
    cuando los atrapa la cruel melancolía.

    Una carta, por Dios solo una carta
    que me cuenten cuál es tu libro de poesía
    y el color de tus lagrimas tal dulces y cristalinas
    cuáles son tus dudas y tus Fantasías.
    Una carta que me permita seguir viviendo
    Y al menos en mis sueños
    Poder sentir que soy tu dueño.
    Que me sirva de esperanza y de consuelo
    Para poder abrigarme en las noches
    Cuando me castiga la soledad y me desvelo.

    Una carta, Por Dios solo un carta
    Escrita por tus angelicales manos Adéle
    con tintas de distancia en viejo papel
    Con perfume parisino, color ausencia
    Que me permita seguir con mi existencia.
    Una carta escrita por tu mano
    Pero sentida desde tu corazón
    En cada palabra exista la huella de tu mirar
    Aunque me parta el corazón en mil pedazos
    Y en mi mente retumbe como un latigazo
    Ella es a quien nunca podrás Amar.

    Una carta, Por Dios solo una carta
    Para guardarla en lo profundo de mi alma
    por el resto de mi vida.
    Una carta para el Poeta y Mendigo
    Que lo ayude a seguir estando vivo
    Y sea ella la razón y su sentido.
    Una carta que llegue con el viento
    hasta mis cansadas y viejas manos
    temblorosas y frías de tanto esperar
    ya rendidas y sin fuerzas para poder soñar.

    Una carta Adéle, solo una carta
    Que me llene de tristeza y alegría
    Una carta que entibie mi vida
    Más fría que la mañana de este día.
    Una carta Mi Amor solo una carta
    Que me deje sin aliento
    Que me borre las cicatrices
    Que me ha dejado el tiempo.

    Una carta Mi Amor, Solo una carta
    Por Dios Adéle………. Tan solo una carta
    Que me mienta diciéndome
    Que entre no nosotros no hay olvido ni distancia
    Que ilumine a este Aprendiz de poeta
    Con su sabiduría a mi rustica ignorancia.

    Mario Anónimo.

  20. Otra vez vuelvo a ser reiterativo disculpen mi atrevimiento por enviarles mis melancolicos y tristes poemas en su mayoria dedicados simplemente para ella ADELE.

  21. Miguel dice:

    ::…..Hoy me puse a escribir un rato, luego no se si tenía sentido lo que escribi y arranque la hoja y la tire a la basura en ese momento me detuve y me puse a pensar……. Si yo ago eso con mis sueños de salir adelante pues que aran los demás si yo no doy a conocer lo que ago……..
    …………………….
    Hay muchas cosas que haces mientras tienes vida en momentos crees que todo está perdido para ti y lo único que haces es tirar la tuolla y eso no está bien cada cosa que agas dale su tiempo a que llegue el momento de que tu esfuerzo sea próspero no te rindas…….. tal vez en la vida corres mucho por alguien que ni si quiera se atreve a caminar a tu lado y te decilucionas al saberlo … no siempre por más profundo que sea el poso te dará el agua más clara pero busca un pequeño espacio de donde puedas tomarla, una vez que lo aigas echo verás que tu sueños no son en vano y que cada cosa echa por ti tendrá una recompensa………

    #Miguel_obito

  22. Un verdadero placer leer vuestras palabras y el emnsaje que encierra en sus letras.
    Muchas gracias.
    Desde la distancia un abrazo.

  23. Aun Así………………..

    Aun así como una triste margarita
    Que al viento se desoja,
    Aun así se va quemando mi vida
    Se van perdiendo una por una mis hojas
    Cada mes, cada año………… día por día
    Me voy en silencio desojando
    Y a pesar del tiempo que se va pasando
    Aun así yo……………………..Te seguiré soñando.

    Aun así…………………. como el invierno cruel
    Desnuda los árboles dejándolos moribundos
    Aun así…… llorando su desnudez y rasgada su piel
    En silencio, casi sin vida
    En un letargo profundo
    Así……. Aun Así a pesar todo
    Y a mi modo
    Yo te siguiere soñando.

    Así aun así mi Amor
    Como esta noche oscura y fría
    Tan triste y sin luna
    Sin una estrella por compañía
    Aun Así y a pesar de todo
    Yo te seguiré soñando
    Y al pasar de los años
    Mis manos siguen vacías
    De ti nada tengo,
    Nada me habrá quedado.
    Solo tu recuerdo y mis sueños.

    Que me quedara en mi corazón
    De haberte amado así
    Apunto de enloquecer,
    De perder la razón
    De desfallecer
    Aun así como un loco mal herido
    Solitario, humillado y vencido
    Aun así te seguiré soñando
    Aunque este loco amor
    Sea mi perdición
    Y lentamente me va matando.

    Aun Así el Mendigo
    Sigue su camino
    Por las huellas de su destino
    Soñando un imposible
    Abrazado a su quimera
    Aferrado a su fantasía
    Para poder seguir con vida,
    Eternamente en ti pensado
    Como un moribundo se va desangrando
    Para convertirse en una utopía
    Y Aun Así más allá de la muerte
    Y a pesar de todo eternamente
    Yo…………………. Te seguiré soñando.

    Adéle…………………………………………………..

    Mario Anónimo

    Poeta: Mario Anonimo

  24. Muerte al Alba

    La noche embriagada de soledades y sombras
    Espera su muerte en brazos del silencio
    Cuando llegue el alba y ella la nombre
    Se partirá la crisálida en el vientre de la noche
    Para que mueran las penas y dolor
    Con la llegada del tibio sol…….
    Que borrara las amarguras y la desazón,
    Y otra vez cansado y tímidamente
    Volverá a latir mi viejo corazón.

    Para que volver a vivir
    Si tu no estas y jamás sabrás de mi existir
    Para que seguir luchando
    Para que mi corazón
    En silencio te nombre
    Si de ante mano ya estoy derrotado
    Cruelmente por el destino crucificado
    Triste vencido y callado
    Le aleja el Poeta y Mendigo
    Para morir como la noche
    Con la llegada del alba,
    Cuelgan los harapos de su negro abrigo
    Como arrastrando una maldición
    Son las cadenas de sus profundas penas
    Otorgadas por el destino
    Cuelgan como dijes sombríos
    Los rosarios de tristezas y soledades,
    Una plegaria sin terminar y un rezo por ella
    Surca el cielo la muerte de una estrella
    En la profunda e hiriente calma
    Ríe irónicamente la parca
    Trayendo la muerte cuando llega el alba
    Pariendo de sus entrañas el nuevo día.

    Mario Anónimo

    Poeta: Mario Anonimo

  25. Otoño y Tu Recuerdo

    El verano cansinamente se marcho
    Con su fragua de ardiente de soles
    Con el cantar en las olas del mar
    Y su salitre en el viento al respirar
    dorando la piel de un bronceado color
    las gaviotas con sus hirientes graznidos
    cantaron su canción de despedida
    para recibir el nuevo Otoño
    con su romántico abanicos de colores
    con sus lluvias, sus viejos y nostálgicos Amores.

    Porque será que te siento tan mía
    Cuando llega el Otoño con sus hojas
    Trayendo la lluvia y sus mañanas frías
    Y al imaginarte tu recuerdo me destroza
    me convierto en una hoja más
    Que el viento arrastra
    Para desintegrarme sobre el hormigón
    De las calles desiertas y solitarias
    Y morir en silencio
    repitiendo tu nombre en mi memoria.

    Porque me gusta el Otoño
    Si me va matando lentamente
    Mi corazón ya no late
    Solo voy sobreviviendo a la deriva
    Y mi alma me grita tu nombre
    Que retumba en lo profundo de mi mente
    camino solitario y aturdido entre la gente
    Como un paria castigado por el destino
    Para morir solitario y ya vencido
    Quedara una solitaria cruz sin nombre
    Y mis huellas al costado del camino.

    Cada hoja del otoño me recuerda tu mirada
    Y es para mi vida como una puñalada
    Que atraviesa mi pecho
    Lo necesito para sobrevivir
    Sé que de ti no tengo el más mínimo derecho
    Y al recordarlo me vuelvo viento y olvidos
    Y como una sombra que vaga por las calles
    Soy una patética y borrosa figura que se diluye
    En la negra noche donde se funden
    Los sueños perdidos.

    El otoño seguirá gritando sin cordura
    Por las vacías calles con su voz
    de vientos, lluvias y locura
    Yo seguiré por mi camino
    Pensando en ti y soñando
    ese será del Mendigo su destino
    Ambos somos la doliente partitura
    Que canta el viento en las noches Solitarias
    en las copas de los árboles
    con el fantasmal coro de las sombras
    desde los rincones más profundos de la Noche.

    Mezcla de viento, silencio, lluvia y soledad
    Con su cruz acuesta
    “El mendigo” por las calles va
    Los charcos de agua como espejos
    reflejan su lento y pausado andar
    la luna lo mira pasar y al ver su dolor
    llora con lágrimas de estrellas
    al entender su penar por ese Amor
    Corre por su negro abrigo la lluvia
    Que va anidando en las huellas
    Que van dejando sus rotos zapatos
    Tan rotos y destrozados como sus sueños
    Por la oscura Noche el Mendigo
    Se va convirtiendo en una sombra más.

    No siempre fue triste y Mendigo
    Hace tiempo también reía
    Pero Lo que él no sabía
    Que la vida en Poeta lo convertiría
    Ahora tiene llanto en la risa
    Y al igual que el sol en cada atardecer
    se va muriendo sin prisa.
    Lleva una marca gravada a fuego en su piel
    Por el Rojo hierro del destino que así lo quiso
    Como una cicatriz llevo escrito tu nombre
    En el medio de mi pecho Adéle
    Y moriré con mis manos abrazo junto a él.

    Mario Anónimo

    Todos los derechos reservados para el Autor.

    Autor: Mario Anonimo

  26. Mis Dos pequeñas Golondrinas

    El invierno se va con su viento
    Triste lastimoso y cruel
    Y se marchan con el
    El eco de su gélido lamento
    Que silban las copas de los árboles
    Azotadas y castigadas por el frío invernal
    Por el látigo helado del dios ancestral
    hiriente gemido que no tiene edad
    que llega desde lo profundo del tiempo.
    Despacio y floreciente llegará la primavera
    Con sus verdes y relucientes colores
    Se renovaran viejos amores
    Que anidaran en las antiguas ramas
    Heredadas por sus antepasados,
    Eternos amores en el tiempo jurados.
    En mí aletargado balcón somnoliento
    De mi pequeña ventana
    Cansada de soñar con mejores tiempos
    Una pequeña Golondrina construye su nido
    basta una sola golondrina
    para mi pequeño pedacito de cielo
    y en mi corazón el aletear de su vuelo
    pinto en mi alma un tibio verano
    que abrigó mis frías manos.

    Me despertabas alegremente cada mañana
    Con el gorjeo de tu cantar en mi ventana
    Que tiempo tan feliz…………………..
    La primavera duro lo necesario
    Para que llegara el verano
    Y cuando este concluía
    Moría mi única alegría
    mi esfuerzo por retenerte
    en vano sería.
    Aquella mañana antes de tu partida
    Planeaste tan dulce y suavemente para mí
    Antes de que te marcharas
    Te dije adiós con mi corazón en la mano
    te mire hasta perderte en el horizonte
    Y en mi alma se apago mi pequeño verano.
    El tiempo pasó y el otoño llego
    Con sus hojas y su romántica lluvia
    Melodía interminable de un paisaje otoñal.
    Oscuras y negras nubes de grises matices
    Asechan en el poniente y un viento helado
    Nos anuncia que el invierno ha llegado
    Todo es gris melancólico y triste
    Y en mi memoria solo una pregunta existe
    Mi pequeña golondrina a donde te fuiste.

    El invierno obligado debe marcharse
    Se prende con sus frías garras
    Para quedarse………………………..pero
    Debe dar paso a la nueva primavera
    Que reluciente ya se nota
    en valles y las laderas,
    Yo estoy esperando tu regreso
    mi pequeña Golondrina
    días tras días miro mi balcón
    que al igual que yo, en silencio te espera
    se termina la primavera
    y tu no regresas hasta mi ventana
    siento una profunda desazón
    una aguda espina de angustia atraviesa mi corazón.
    Ya en pleno verano con un sol abrazador
    Mis esperanzas se marchitan a mí alrededor.
    Mi pequeña golondrina
    A donde te fuiste……………………………………….
    Al Igual Que “Alfonsina”
    Que poemas nuevos de primaveras te fuiste a buscar
    Al inmenso mar azul de este cielo en calma
    Un profundo dolor me parte el alma
    Tu pequeño y humilde gorjeo ya no se oye más.
    Te fuiste con Alfonsina a visitar
    Los valles y las praderas
    En lo profundo del mar
    Mis dos pequeñas Golondrinas jamás volverán.

    Desde entonces no me gusta el verano
    Como un bicho raro me guarezco
    Entra las sombras y el silencio
    Siempre esperando tu llegada
    Días tras días, en las madrugadas
    Antes de que el sol se presente
    Camino solitario cabizbajo e indiferente
    En donde el mar besa la blanca arena
    Soñando con encontrarte a vos
    Mi Gris azulada Golondrina
    O la pequeña huella de “Alfonsina”
    En la orilla del mar.
    Al mirar el nuevo amanecer
    Siento la sensación de que debo creer
    Que allá te voy a encontrar
    Donde muere el sol como una roja gota de sangre
    que de diluye en el poniente y se desangra
    Donde se juntan el cielo la tierra y el mar
    allí estarás construyendo tu nido
    Mi pequeña gris Golondrina
    en un Libro de poesía
    de la Inmortal “Alfonsina”

    Mario Anónimo

    Dedicado: A mi humilde y pequeña Gris Golondrina dueña de mis veranos que un día anidó en el Balcón de mi memoria……………………….”Y con mi mayor respeto y admiración, para vos Mi querida “Alfonsina Storni”, Mi triste y pequeña Golondrina, que profunda pena te desgarro el Alma, que dolor tan inmenso te arranco las alas y te arrastro hasta lo profundo del Mar.
    Te fuiste para no volver jamás a sembrar tus poemas en los arrecifes marinos junto a las caracolas y las estrellas del mar.
    Yo aun las sigo esperando, “bajare mi lámpara un poco más” para seguir soñando con el
    Regreso de mi Pequeña Gris Golondrinas, junto a este poema dedicado para vos y
    Para la Inolvidable “Alfonsina”

    Mario Anónimo.

  27. Mi Mariposa Triste

    Llueve en esta gris y fría mañana
    O quizás sea el cielo que está llorando
    gotas o lagrimas de lluvias golpean en mi ventana
    me gritan tu nombre en mi cara,
    Mis manos juntas y quietas parecen rezar
    Dormidas en silencio sin un motivo por que soñar,
    El hiriente e implacable viento
    sobre el frio vidrio sin alma ha dejado
    una Mariposa de frágil y delicada apariencia
    casi sin vida hasta su pequeño corazón congelado.

    Mi solitaria mariposa cansada de andar
    quien te robo la alegría de soñar?
    Que pena tan profunda marchito tus alas
    Que viento tan frió te arranco los sueños
    Quien te quito las ganas de volar
    Y hasta mi humilde ventana cansada de esperar
    tu colorido y pequeño cuerpo
    en mis tristes y calladas manos tan vacías
    llego tu indefensa y frágil inocencia anidar.

    Al abrigo de mis pocos sueños
    Y al calor de mis tibias esperanzas
    Tu gran silencio de humilde quietud
    Bajo la nostálgica y tibia luz
    De una vela encendida
    Con mis tristes poemas cure tus alas heridas.

    El astro rey en su máximo esplendor
    Brinda el fuego de su pasión
    Que se filtra por mi puerta entre abierta
    Te vi partir, lentamente iniciaste el vuelo
    Yo quede me prisionero del suelo
    Añorando tu compañía y en mi triste despedida
    Te dije adiós,……………… mi Mariposa triste cansada de andar.

    Mario Anónimo

  28. Donde Mueren los Sueños

    En que noche oscura los enterraron
    Que soledades los rodearon
    Para lentamente matarlos
    Donde está la tumba y la cruz
    En silencio los dejaron
    Bajo tierra y sin luz.

    Por que sendero los abandonaron
    Y los dejaron a la suerte del destino
    Como un sueño vagabundo y peregrino
    Buscare donde ha quedado la tumba
    Con flores marchitas a la orilla del camino
    Dejare un rezo y una flor
    Y sobre la fría lapida escribiré
    Aquí yacen aquellos sueños de amor.

    Quien lloró su muerte
    Las esperanzas, las ilusiones?
    Nadie por ellos una lagrima ha derramado
    solos quedaron bajo la lluvia
    los enterraron sin plegaria alguna
    aquellos sueños tan amados
    en la negra noche sin luna.

    Llora la Noche su negra pena
    Por las oscuras sombras
    Como un fantasma sin vida
    Por las calles llenas de barro y olvido
    Se aleja como un sueño perdido
    Ya casi sin vida el Mendigo
    Callado y triste testigo
    Sobre la tumba donde Mueren los Sueños
    Deja el poeta este poema
    Firmado por una lagrima del Mendigo
    Como rubrica der su dueño.

    Este silencio miserable y dañino
    Que le parte el Alma
    Al dueño de los caminos
    De pie el Mendigo
    Con su profunda y triste calma
    Parece un poema sepulcral
    Como una capilla antigua que se derrumba
    Por el paso del tiempo
    La voz del mendigo como un lamento
    Retumba en la bóveda de cielo………….
    “Los sueños Mueren donde muere la fe
    En nuestros corazones cansados de soñar
    Con aquella persona que nunca podremos Amar”

    Mario Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *