5 poemas de Sor Juana Inés de la Cruz

Pintura mural de Sor Juana Inés de la Cruz, en el barrio Pilsen de Chicago. Foto: Jude Z (Flickr/Todos los derechos reservados).

Transmisor d Sinestesias

Carlos Alberto De La O Tapia. Seudónimo: Transmisor d Sinestesias©. Aprendiz de Poeta. Nacido en Cuidad Lerdo, entidad 100% azucarera, enclavada al margen de la Zona de los Tuxtlas, en el Sotavento del estado de Veracruz, México. Participación con prólogos en tres obras de la poetisa Odalys Interián Guerra. Colaboración en la Revista Cultural Guatiní (desaparecida) y ejercicios literarios dirigidos por el poeta Ernesto R. del Valle. Convencido de que, la Poesía debe uno sentirla para poder escribirla.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Delicioso paseo por las entrañas de quien me atrevería a llamar: la primogénita de la poesía de América. Una introspectiva cadenciosa y que deja el enigma de la mujer más poderosa e influyente de su tiempo, tan marcadamente patriarcal. Me encantó el desglose de vida y obra de Juana de Asbaje, al estilo de Carlos Alberto de la O. ¡Felicidades! Un deleite leerte.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias Yamel… un placer recibir tu critica y tu acertadísimo comentario, fue una Luz que intentaron opacar en su tiempo, pero sus letras fueros un verdadero torrente… recibe un abrazo y Gracias por pasar por aquí!…

  2. “La honestidad en sus letras le retribuyó en el temor de muchos varones “ilustres” de su época para los que representó una seria amenaza intelectual.”
    Igual que ahora, pasa el tiempo pero algunas malas costumbres machistas permanecen.
    Buen artículo.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Mucha verdad en tu comentario, desgraciadamente es así como dices, aún existen personas que les cuesta admitir la inclusión de la mujer cómo un ser de la misma capacidad intelectual (en ocasiones superior) y no se quitan esa venda del “genero”; más siento que Sor Juana pone un perfecto ejemplo del molde de, lo que a criterio personal, deberían ser las bases sólidas del ahora tan comentado Feminismo.
      “haciendo valer su derecho de estudio, escritura, opinión y conocimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *