5 poemas de Sor Juana Inés de la Cruz

Pintura mural de Sor Juana Inés de la Cruz, en el barrio Pilsen de Chicago. Foto: Jude Z (Flickr/Todos los derechos reservados).
  • 188
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Sor Juana Inés de la Cruz fue una mujer con una inteligencia admirable, dueña de un Edén que existía: en su pensar, en su conocimiento tan vasto y en la delicadeza y fineza de sus líneas, que conmovió a las más altas esferas. Desde pequeña fue instruida y ella llevaba el gusto natural por instruirse, amante de las letras, profunda, audaz, elegante, sencilla, única…

Una mujer adelantada a su tiempo, con una lucidez de pensamiento deslumbrante y una fuerza en su pluma implacable, firme, directa y, manejando tonos resplandecientes en todo cuanto escribía, llevaba la sinceridad a flor de piel. La honestidad en sus letras le retribuyó en el temor de muchos varones “ilustres” de su época para los que representó una seria amenaza intelectual.



Sor Juana tenía como don la gracia de poder abordar diversos temas sociales, espirituales, científicos y teológicos. Una mujer que devoraba cuanto conocimiento estaba a su alcance, exigiéndose siempre a sí misma, como ella lo narra en una de sus cartas a “Sor Filotea de la Cruz” (seudónimo del obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz), cortaba su cabello a cierta altura y ella debía aprender los temas que le interesaban antes que su trenza alcanzara su tamaño original nuevamente:

Sor Juana tenía como don la gracia de poder abordar diversos temas sociales, espirituales, científicos y teológicos. Una mujer que devoraba cuanto conocimiento estaba a su alcance, exigiéndose siempre a sí misma, como ella lo narra en una de sus cartas a “Sor Filotea de la Cruz” (seudónimo del obispo de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz), cortaba su cabello a cierta altura y ella debía aprender los temas que le interesaban antes que su trenza alcanzara su tamaño original nuevamente:

…y era tan intenso mi cuidado, que siendo así que en las mujeres -y más en tan florida juventud- es tan apreciable el adorno natural del cabello, yo me cortaba de él cuatro o seis dedos, midiendo hasta dónde llegaba antes, e imponiéndome ley de que si cuando volviese a crecer hasta allí no sabía tal o tal cosa que me había propuesto deprender en tanto que crecía, me lo había de volver a cortar en pena de la rudeza. Sucedía así que él crecía y yo no sabía lo propuesto, porque el pelo crecía aprisa y yo aprendía despacio, y con efecto le cortaba en pena de la rudeza: que no me parecía razón que estuviese vestida de cabellos cabeza que estaba tan desnuda de noticias…

Sor Juana contaba con generosos valles de frases certeras, que cual ballesta calada, dejaban destellos de luz en los ojos de quienes leían sus escritos, pero además hacían ver y sentir desde diversas perspectivas.

Esta sinceridad a la hora de expresar sus opiniones escritas le valió la censura por parte de altas autoridades eclesiásticas; su único pecado fue la Carta Atenagórica, que escribiera en privado al referido obispo Manuel Fernández de Santa Cruz (a petición de él mismo y quien la sacaría a la luz) pero también fue quizá una de sus máximas glorias, una crítica hacia el discurso del padre y escritor portugués Antonio Vieira, miembro de la orden religiosa europea “Compañía de Jesús”.



La forma en que confronta, demuestra y defiende su punto de vista teológico, hacen ver la esgrima tremenda e impecable que posee Sor Juana, añadiéndole grandes dosis de humildad y frescura de unos inagotables manantiales de espiritualidad y verdad.

No había otra forma de callarle más que imponiéndole y es así que se impiden sus escritos, los acorralan, los enmudecen y hacen que su creadora los incinere… y aquí cualquiera que escriba sabe lo que significa ese dolor tan terrible de perder obras y creaciones; es como si uno, literalmente, cortase un miembro de su cuerpo, es una herida que se queda sangrante en el alma.

En base a sus escritos uno puede aventurarse a pensar que quizá fue la primera defensora en México de la libertad de expresión, además de ser la primer mujer del país en defender la igualdad de género, haciendo valer su derecho de estudio, escritura, opinión y conocimiento.

Sin duda una de las más grandes pensadoras de habla hispana; sin duda un ícono de la inteligencia, delicadez y lucidez femenina.

Sencillamente Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana: Sor Juana Inés de la Cruz.

En que da moral censura a una rosa

Rosa divina que en gentil cultura
eres, con tu fragante sutileza,
magisterio purpúreo en la belleza,
enseñanza nevada a la hermosura.

Amago de la humana arquitectura,
ejemplo de la vana gentileza,
en cuyo ser unió naturaleza
la cuna alegre y triste sepultura.

¡Cuán altiva en tu pompa, presumida,
soberbia, el riesgo de morir desdeñas,
y luego desmayada y encogida

de tu caduco ser das mustias señas,
con que con docta muerte y necia vida,
viviendo engañas y muriendo enseñas!

En que satisfaga un recelo

Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba,
como en tu rostro y en tus acciones vía
que con palabras no te persuadía,
que el corazón me vieses deseaba.

Y Amor, que mis intentos ayudaba,
venció lo que imposible parecía,
pues entre el llanto que el dolor vertía,
el corazón deshecho destilaba.

Baste ya de rigores, mi bien, baste,
no te atormenten más celos tiranos,
ni el vil recelo tu quietud contraste

con sombras necias, con indicios vanos:
pues ya en líquido humor viste y tocaste
mi corazón deshecho entre tus manos.

Procura desmentir los elogios

Éste que ves, engaño colorido,
que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores
es cauteloso engaño del sentido;

éste en quien la lisonja ha pretendido
excusar de los años los horrores
y venciendo del tiempo los rigores
triunfar de la vejez y del olvido:

es un vano artificio del cuidado;
es una flor al viento delicada;
es un resguardo inútil para el hado;

es una necia diligencia errada;
es un afán caduco, y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.

Quéjase de la suerte

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?

Yo no estimo tesoros ni riquezas,
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi entendimiento
que no mi entendimiento en las riquezas.

Y no estimo hermosura que vencida
es despojo civil de las edades
ni riqueza me agrada fementida,

teniendo por mejor en mis verdades
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

Redondillas

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Cambatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
el niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?

Con el favor y desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por crüel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.


  • 188
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 188
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Transmisor d Sinestesias

Carlos Alberto De La O Tapia. Seudónimo: Transmisor d Sinestesias©. Aprendiz de Poeta. Nacido en Cuidad Lerdo, entidad azucarera, enclavada al margen de la Zona de los Tuxtlas, en el Sotavento del estado de Veracruz, México. Participación con prólogos en tres obras de la poetisa Odalys Interián Guerra. Colaboración en la Revista Cultural Guatiní y ejercicios literarios dirigidos por el poeta Ernesto R. del Valle. Convencido de que, la Poesía debe uno sentirla para poder escribirla.

También te podría gustar...

74 Respuestas

  1. Delicioso paseo por las entrañas de quien me atrevería a llamar: la primogénita de la poesía de América. Una introspectiva cadenciosa y que deja el enigma de la mujer más poderosa e influyente de su tiempo, tan marcadamente patriarcal. Me encantó el desglose de vida y obra de Juana de Asbaje, al estilo de Carlos Alberto de la O. ¡Felicidades! Un deleite leerte.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias Yamel… un placer recibir tu critica y tu acertadísimo comentario, fue una Luz que intentaron opacar en su tiempo, pero sus letras fueros un verdadero torrente… recibe un abrazo y Gracias por pasar por aquí!…

  2. «La honestidad en sus letras le retribuyó en el temor de muchos varones “ilustres” de su época para los que representó una seria amenaza intelectual.»
    Igual que ahora, pasa el tiempo pero algunas malas costumbres machistas permanecen.
    Buen artículo.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Mucha verdad en tu comentario, desgraciadamente es así como dices, aún existen personas que les cuesta admitir la inclusión de la mujer cómo un ser de la misma capacidad intelectual (en ocasiones superior) y no se quitan esa venda del «genero»; más siento que Sor Juana pone un perfecto ejemplo del molde de, lo que a criterio personal, deberían ser las bases sólidas del ahora tan comentado Feminismo.
      «haciendo valer su derecho de estudio, escritura, opinión y conocimiento».

  3. jennyfer dice:

    estan padres

  4. Josefina Félix dice:

    Sor Juan Inés, una mujer con pantalón y elevado conocimiento intelectual. Su poesía sigue siendo pertinente a nuestro tiempo. ! Admirable!

  5. milagros dice:

    hola me gustaría que me ayudes con algunas actividades de sor juana te lo agradecería mucho mi correo es Jesica.miano@yahoo.com

  6. Cecilia dice:

    Sus «Redondillas» impresionaron mi adolescencia ávida de lecturas que enerven el alma. Hoy tras varios años ya, re descubro admirada la vigencia e intensidad de sus escritos.

    Gracias por el recordaris.

  7. M4 dice:

    Qué obra se expresa más para con la poesía? «Detente Sombra», por ejemplo, la leo y noto que le habla a un amor complicado y quizás se refiera a la poesía pero no lo sé con seguridad

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Nada fácil saberlo, siendo que ésta mujer poseía tan extensos valles en su lírica… Desde mi percepción se siente un amor de esos fuertes, con el cual ella no cede físicamente, pero en la mente ya se ha entregado… Recordemos la estrecha relación que tenia con la Virreina de México su protectora María Luisa Gonzaga Manrique de Lara, se dice que existía entre ellas un tremendo enamoramiento (aún se discute si sólo intelectual).

  8. Amadme, en la injusticia del silencio, en la sedienta inspiración para este verso, deseas el silencio como yo la muerte, que en ningún caso se asoma como una corona de rosas, se asoma y alaba los brebajes lisonjeros de la verdad, la única verdad, capaz de asechar al más puro centinela de mis sueños, sí él que vigila lo imposible de vigilar, la vida entre tus manos, que en cuanto dejáis que te ame, el silencio me ha sepultado ya. curarme querida muerte, de no ver sus lágrimas caer por este ponzoñoso cuerpo, mis miserias, que pronto veréis desvanecer. Cura mis heridas santa patrona de la vida, que ya no hay vuelta a tras así lo he decidido yo, así lo ha premiado Dios.
    Moira.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas gracias Moira por éstas hermosas líneas que nos regalas y enmarcar la semblanza de tal forma, Saludos cordiales…

  9. Walter Rojas dice:

    Grandiosa, gracias.

  10. Betty Lopez dice:

    Hermoso, bello, leo y leo y me encanta, gracias por compartir estas lineas, como Docente es un verdadero placer y satisfaccion llevar a mis alumnos. Amo a esta mujer y la admiro inmensamente.
    Saludos desde Ciudad Valles, SLP,

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias Betty, espero que haya sido del agrado de tu clase y que hermoso aportar algo a tu día, agradezco el eco y la lectura, un placer poder colaborar a través de éste medio con compatriotas que disfrutan de la obra de ésta mujer. Saludos!

  11. Carol dice:

    Me encanta el revelo de esta mujer en cuanto a la época.

  12. DAYRY MILAGROS ABOITES DE LEON dice:

    GRACIAS POR SALVARLE LA VIDA A TANTOS YA QUE POR CAUSA DE ENFERMEDAD TU TE HAS IDO SOR JUANA INES DE LA CRUZ Y GRACIAS A TI NO REPLOBARE EL TALLER DE POESIAS EN VERDAD GRACIAS Y NO ES UN JUEGO Y LA VERDAD TE ADMIRO YA QUE FUISTE LA UNICA MUJER ENTRE TANTOS HOMBRES Y ESOS QUE TE QUERIAN MATAR PERO TU DEMOSTRASTE NO ESTABAS SOLA Y DESPUES DE TANTO TIEMPO NOS ENSEÑASTE ALGO QUE UNA MUJER PUEDE LOGRAR CUALQUIER COSA TANTO COMO UN HOMBRE SOR JUANA INES DE LA CRUZ

  13. Marcela dice:

    De mis personajes favoritos, a medida que la leo, más me atrapa su fineza y su inteligencia. Que bella semblanza. Que lindo estilo!
    Gracias!

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Que gusto poder saber que Poémame ha tocado fibra con esta semblanza. Agradezco mucho tu visita, lectura y la crítica hacia éste trabajo, es bueno saber que lo hayas disfrutado. Muchas Gracias a ti Marcela…

  14. Brisa dice:

    Me gustaron a pesar de q no era lo q buscaba

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Un placer recibirte Brisa, un placer que haya gustado, a pesar de que necesitabas algo más, se agradece tu tiempo y tu lectura, Muchas Gracias.

  15. Me has poemado el corazón ♥ con las redondillas de mi adolescencia!! Que Dios te devuelta el doble!! Muchas gracias!

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Hermosos esos buenos deseos que, desde luego son bien recibidos y es también hermoso, que a través de las letras, se puedan tocar corazones. Muchas Gracias por venir María del Carmen…

  16. Connie dice:

    En mi juventud memoricé “Redondillas” y la profunda verdad me ayudó a comprender y aceptar la injusticia que viví como mujer. Ahora en mis 70s y con el movimiento “MeToo”, me conmueve enormemente la mentalidad tan exquisita, avanzada y valiente de tan genial mujer.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Conmueve sin duda, al hacer conciencia de la situación y la época en que le toca vivir uno se da cuenta de que la brillantes con la que exponía sus ideales ponía contra la pared la ideología de la época, en donde a la mujer se le limitaba en todos los sentidos. Muchas gracias por su visita Connie.

  17. María de la O dice:

    Juana Ines; suntuosa dama del bien escribir que desde niña me acompaña. Yo también soy aprendiz de poeta y la pasión que envuelve sus letras me sobrepasa, me quebranta, y me aprisiona. He sentido el dolor de su renuncia como una caída libre, profunda e interminable. El agobio abismal de un amor prohibido que sin embargo y sin duda, rescatan sus poemas…saludos

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Agradezco tu visita y esa forma de describir tu sentir, siempre es agradable saber y saborear la percepción de otra persona (curiosamente llevamos el mismo apellido), recibe un saludo fraterno…

  18. Isabel Barrera dice:

    Que no se pierda la costumbre de transmitir la literatura de verdad … No la que en estoy tiempos le llaman así… Ojalá lleguen estos versos a nuestros jóvenes… Y que toque sus fibras más sensibles y si… Cambiarán hasta las letras en las canciones actuales. Gracias por compartir.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Que así sea Isabel, ojalá que entre por los ojos de nuestros jóvenes, todo éste arte, que nutra el alma y que florezca como dices… un gusto compartir, pero sobre todo recibir visitas que lo disfruten en esa forma, Muchas Gracias y abrazos…

  19. Francisca dice:

    Gracias por compartir estos poemas y estas reflexiones. Sor Juana Inés es un símbolo de libertad y de sabiduría. Es un ejemplo para las mujeres y para los hombres. En tiempos modernos solo la educación puede salvarnos. ¡Qué moderna para su época!

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Es correcto lo que dices, un Mujer, luz de su época, llena de sabiduría, conocimiento y hambre de igualdad, Muchas Gracias Francisca…

  20. Cuexcomate dice:

    muy buena informacion para la tarea

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Cuando recibas la crítica de tu profesor Compartenos cómo te fue… Muchas Gracias por la visita… (y en la revista Poemame hay contenido que puedes tener en cuenta)

  21. elreypapayon dice:

    me encantan los pemas de sor juana ines de la cruz a y me ayudo en una tarea

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Me alegra mucho que hayas podido resolver tus trabajos y que sea éste artículo el que haya respaldado, uno espera que tus notas sean buenas, invitación abierta para que explores los rincones de éste revista, Muchas Gracias y Saludos!

  22. Emiliano dice:

    Gracias a este lugar pude hacer mi tarea y escogí un poema para recitar lo gracias

    5 estrellas

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Una alegría poder colaborar a esa tarea y esperamos que tu calificación sea buena… Muchas Gracias por visita y tu lectura…

  23. DRACO.125 dice:

    ESTAN BIEN CHIDOS LOS POEMAS

    Y

    ME AYUDO CON MI TAREA

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias por dejar tu comentario Draco, y espero que haya tenido una buena nota esa tarea… Saludos y puedes ver mucho más contenido en la Revista…

  24. Yared dice:

    Gracias por los poemas del cual eleji el de REDONDILLAS para mi tarea gracias

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Me parece excelente que éste articulo les sirva cómo apoyo en sus tareas Yared, Muchas Gracias a ti por la lectura y tu visita a la página. Saludos!

  25. Óscar dice:

    Sin lograr memorizar las Redondillas por más que lo intente por estar fascinado por la claridad de su pensamiento y el filo de sus ideas, toda mi vida los versos “hombres necios qué acusáis a la mujer …” siempre la he tenido lista en mi mente y en mi boca para afrontar situaciones en las que debo ser claro y directo, mi admiración eterna para Sor Juana Ines de la Cruz.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias Óscar por compartirnos tu sentir y por pasar por éste pasillo y tomar lectura, aprovecho para invitarte a que sigas explorando el contenido de ésta revista virtual. Recibe un fraterno saludo…

  26. joel sc dice:

    Sor Juana Inés de la cruz la mejor poeta bueno para mi ………. «me gusta siempre repasar sus poemas»

  27. Calerina dice:

    No me sorprende en absoluto que pudiera haber en aquellos tiempos una mujer valiente que defendiera con todas sus fuerzas en lo que creía. Ahora también las hay , pero en este recién estrenado siglo X XI se asemeja en mucho a la mujer, de hoy en día, pues no es tan fácil como parece el tener ideas y talento cuando se carece de medios.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Así es Calerina, el mérito está en esa carencia de medios que mencionas y cómo aún así la luz de su poesía logró vencer. Muchas Gracias por tu lectura. Saludos!

  28. Zita Martinez Garcia dice:

    Admiracion total a esta valiente mujer por SER y HACER a pesar de tener todo en contra. Me encanta leer poesia, novela y cuentos… Disfruto y a traves de la magia del internet promuevo esta pasión.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias por pasar a leer Zita, así es una Dama admirable y que impulsa a crear y continuar en el camino poético. Recibe un saludo sincero.

  29. Marily dice:

    Sin duda una mujer excelsa, de pasiones desbordadas, cual mar con aguas turbulentas, hace vibrar al mas apacibles de los seres, no hay en el orbe mujer alguna con singular potestad, a la que por encargo divino le fue otorgada tal gracia… me fascina..gracias

  30. Juan José dice:

    ¡Que mujer!. ¿Has visto la serie Netflix sobre ella?

Responder a María del Carmen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *