Zenobia Camprubí Aymar (Malgrat de Mar, 31 de agosto de 1887-San Juan de Puerto Rico, 28 de octubre de 1956) fue una escritora, traductora y lingüista española. Perteneció a la edad de plata de las ciencias y las letras españolas. Fue la primera traductora hispánica de Rabindranath Tagore y llegó a traducir veintidós volúmenes, ​ al tiempo que desarrolló múltiples actividades, entre ellas la de docente.

Su familia tenía una buena posición económica. Su abuelo era un comerciante norteamericano y su abuela pertenecía a una familia de corsos afincados en Puerto Rico. Su padre era catalán, ingeniero de caminos, y conoció a su madre en Puerto Rico durante una estancia allí por razones de trabajo.

Como escritora se estrenó con un cuento que aparecido en una revista neoyorquina en 1901. Durante los primeros años del siglo XX, la familia realizó varios traslados y mudanzas. Mientras vivió en  Valencia, donde se hace cargo de la casa familiar, publica varios trabajos literarios y obtiene un premio. Durante esa etapa se separan sus padres y ella se marcha a vivir a Estados Unidos donde se matricula en la Universidad de Columbia. Regresa a España con su padre en 1909 y se instalan en La Rábida, en Palos de la Frontera, Huelva, donde trabaja como maestra de niños.


En 1913 coincide con Juan Ramón en una conferencia de José María de Cossío organizada por la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones. En 1914 empiezan a colaborar en distintos proyectos. El 12 de febrero de 1916 se casa con Juan Ramón Jiménez.

Durante su vida, ya como mujer de Juan Ramón Jiménez,  Zenobia sigue traduciendo y publicando sus propios textos y colaborando con su marido en la versión española de la obra de Rabindranath Tagore. Funda en Madrid en 1918 la asociación La Enfermera a Domicilio junto a otras voluntarias como María de Maeztu o Rafaela Ortega y Gasset. También funda el Comité para la concesión de becas a mujeres españolas en el extranjero.

En la Residencia conoció a Federico García Lorca, con quien el matrimonio emprendió un viaje a Granada en el verano de 1924. Años después y ya en el exilio Juan Ramón Jiménez transformó en libro aquel viaje: Olvidos de Granada.

Miembro destacada del Lyceum Club Femenino junto a Victoria Kent, desde el que reivindicó una mayor presencia de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad,  es considerada como una de las pioneras del feminismo español.

En 1926 Zenobia es nombrada secretaria del Lyceum Club Femenino Español. Durante la Guerra Civil mantiene su compromiso social con los desfavorecidos  acogiendo a menores huérfanos de guerra. Ante el  empeoramiento de la situación política, el matrimonio abandona España y comienza un exilio que será definitivo. Recorrerán Cuba, Estados Unidos, Buenos Aires y Puerto Rico.  Trabaja haciendo traducciones, artículos, publicaciones y conferencias. En Puerto Rico consigue  un contrato como profesora en la Universidad. Fueron años difíciles, en los que  Zenobia sigue atendiendo su trabajo y colaborando sin descanso con Juan Ramón. En 1951 es operada de cáncer en Boston, una enfermedad que reaparecerá años después. Muere en Puerto Rico el 28 de octubre de 1956, tres días después de que Juan Ramón recibiera el Premio Nobel.

____________

Zenobia dejó un pequeño legado poético, 27 poemas inéditos.

“Brindo por ti, amor

 Brindo por mi amor por ti, amor

 Brindo por las hazañas que haré, amor

 Para mostrar que mi amor es verdadero amor”.

***********

“Es el actor no la acción,

lo que cuenta en cada actuación.

Los poetas en este mundo son más raros

que los artistas aunque los últimos sean más bellos.

No soy un poeta, como ves

sino

 Zenobita Camprubí”.

*****************

El centinela muerto

Con tu cuerpo, centinela,

estás la puerta guardando.

Cuerpo tendido y sonrisa,

parece que esté soñando.

Cara de niño y sonrisa,

pareces un ángel blanco.

Por los caminos del sol,

ya no volverás cantando.

****************

Con los pies desnudos

Con los pies desnudos

y el cabello suelto,

oía la música

en mi pensamiento.

Sentía la música

latiéndome dentro

y también latía

mi corazón muerto.

*Imagen de cabecera: Retrato de Zenobia pintado por Sorolla y fotografía del día de su boda con Juan Ramón Jiménez