Sara Montaño Escobar Licenciada en psicología general. Coordinadora de Editorial Unicornias. Obtuvo el premio de poesía organizado por Casa Editorial del Municipio de Cuenca (Ecuador, 2021), el segundo premio en poesía en el concurso literario internacional Carlos Giménez (España, 2021) y dos menciones de honor en el concurso de poesía Ileana Espinel Cedeño (Ecuador, 2019-2021). Su taller “Clínica de poesía: Píldoras de poesía en la arena del cuerpo” fue seleccionado como uno de los proyectos ganadores de la Escuela del Festival Internacional de Artes Vivas (Instituto Ecuatoriano del Fomento y la Creatividad, Ecuador, 2021) y fue seleccionada en la residencia Virtual Atelier Poético (Organización de Estados Iberoamericanos, 2022). Ha publicado los poemarios Enseñanzas (Liberoamérica, Argentina, 2019), conversaciones nocturnas con la sombra de mi madre (Editorial Perniciosa, Argentina, 2019) y la Impúdica Humanidad de lo Sagrado (Casa de la Cultura de Loja, 2021). Redactora de la organización internacional la Ninfa Eco. Coordinadora del performance “Historia de mujeres: poesía, danza y música” (Loja, teatro Bolívar, 2021), coautora de la obra teatral “Mujeres lunares” (Colectiva Juntas somos resistencia, 2021). Forma parte de antologías nacionales e internacionales. Publicada en varias revistas nacionales e internacionales como New York Poetry Review y Círculo de poesía, Digo Palabra, Le mia noir, entre otras.

El silencio de las cosas simples

Dije héroe para reconocerme forastera

de la salvación de mi carne

dije ídolo y seguí hundiendo

mis manos en la tierra

dije tantas cosas para amortiguar

la deidad de la nada

en mis actos.
Ahora callo

para que el silencio haga justicia

a lo oculto

detrás del lenguaje.

Callo la sed y el hambre

para no morir por palabra

sino por la verdad de su carencia.

Santos humanos

Mi madre es un santo

que escucha de mi miedo

y reza

para seguir fingiendo

que no piensa en su dolor

cuando le hablo de los míos.

Mi madre de ojos cerrados

cuando oye caer mi llanto

como un río

que intenta acercarme a ella.

Un santo que me mira

y sueña ser humano
en mi naufragio.

Perseverancia poética

Las flores se marchitan.

Los árboles se rompen.

El paisaje en invierno

es una marcha fúnebre

de vida.

Yo sigo intacta

inamovible.

Hago el duelo eterno

para que el poema
exista.

Estos poemas pertenecen al poemario «La impúdica humanidad de lo sagrado».



Las colaboraciones en Poémame no son remuneradas, así que si disfrutaste de este artículo nos gustaría invitarte a apoyar a nuestra colaboradora Mariela Cordero en Ko-fi. ¡Muchas gracias!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com