La editorial Liliputienses no deja de sorprendernos con su ingenio e inventiva. Hoy os presentamos dos títulos de su colección Proscrita: Wintu de Lorena Huitrón y 300 versos para la construcción de un protocyborg orgánico de Horacio Warpola.

Horacio Warpola (México,1982) vive en Querétaro desde hace más de veinte años. Realizó el diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores de Querétaro, SOGEM; al terminar, viajó a Madrid, donde vivió cuatro años para estudiar un máster en Creación Literaria. Ganó el VII Concurso de cuento de Villaviciosa, en España. En 2011 publicó el libro de poesía Lago Corea. Ha colaborado en revistas de España y México, así como en múltiples webs de cultura y literatura, y ha coordinado un par de talleres de creación literaria. Es cofundador del proyecto Ciudad Q / Inventario Territorial y creador del colectivo «Laboratorio Muriciélago».

300 versos para la construcción de un protocyborg orgánico es, literalmente, una serie de 300 versos sobre el verso que repiensan las diversas versiones con las que conversa la poesía.


Este verso es intuitivo y sabe que hoy no te sientes bien

1. Este verso es el primero de una serie de versos que con una marcada atemporalidad irá cobrando sentido como unidad independiente.

2. Este verso no tiene nada que ver con la tradición y la autoridad, es una ilustración simbólica del universo.

3. Este verso es la unidad manifestada en la dualidad, y así sucesivamente.

4. Este verso es la verdadera doctrina mágica, un absoluto misterio.

5. Este verso es como una asamblea de rabinos eruditos que calcularan todo tipo de combinaciones de letras y números.

6. Este verso es una idea individual independiente, una cosa en sí misma, una substancia espiritual, moral e intelectual.

7. Este verso tuvo un alto grado francmasón.

8. Este verso se divide en dogma y ritual.

9. Este verso centra su interés en las religio-nes antiguas y en sus tradiciones iniciáticas y taumatúrgicas.

10. Este verso da continuas muestras de que conoce las atribuciones correctas y es evi-dente que intentó utilizarlas.

 11. Este verso es el guardián de una tradición de verdad.

12. Este verso debe emplear sus poderes mágicos para contactar con los creadores del cosmos (este es, casualmente, un modo de proceder completamente normal y tradicional).

Lorena Huitrón (Xalapa, Veracruz, 1982) es una poeta, traductora y editora mexicana. Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas. Ha sido beneficiaria del Programa de Estímulos a la Creación Artística en el Estado de Veracruz en las categorías de poesía (2009-2010) y novela (2013-2014). En 2008, obtuvo el tercer lugar del V Premio al Estudiante Universitario en la categoría Jorge Cuesta de poesía y en ese mismo año ganó el primer lugar del Premio de Poesía del Colegio Mayor Isabel de España, en Madrid. En 2015, obtuvo el Premio Nacional de Poesía Experimental Raúl Renán. Ha participado en revistas impresas y electrónicas como Letras LibresLatin American Literature TodayCírculo de PoesíaLa OtraTranstierros y Otro Páramo, entre otras. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés y al italiano.

Wintu es un libro que piensa, una historia que explora a la mujer y la diversidad del lenguaje, en los diferentes roles sociales.

Efémeride doméstica uno: la soledad de la casa es ropa sucia que sobresale del cesto.


(deer don’t want to die for me)

Madre, en el wintu no hay plural,
ni singular.
El mundo existe aparte de los hombres.
No la afirma, la deja intacta a los sentidos.
Mueles tu realidad,
como la cal con el agua, la estrujas,
te preguntas
“por qué a mí”.
Te afligen los no toques,
no hagas,
no grites,
no patees,
no destruyas, no,
no toques,
no hice caso.
Al wintu no le inquieta
lo deshecho,
las palabras mal formadas.
Es la naturaleza quien decide el curso de las cosas.
Nada es suyo.
Si un cazador pierde la suerte, no dice
“soy incapaz de matar venados”, dice
“el venado no quiere, no muere
para mí”.
Como tú, como ese cazador
al que le falta suerte,
miro al animal que escapa ileso del disparo.
¿Y si sólo nos prestamos ese rifle,
esa lanza
esperando la destreza y la suerte,
si la frustración es el animal
que ha decidido morir?