Como dijimos en un artículo anterior, en la métrica española se hace amplio uso de las estrofas de 4 versos. Ya hablamos de las estrofas de arte menor.


Hablemos ahora de las principales estrofas de 4 versos de Arte Mayor. Recordemos, en principio, que los versos de arte mayor son lo que cuentan con más de 8 sílabas métricas.

Al igual que con las estrofas de arte menor, las de arte mayor también pueden utilizarse solas, o para realizar composiciones más larga, ya sean formadas por una prosecución del mismo tipo de estrofa, o por la combinación con otras.

El Cuarteto:

Es posiblemente una de las estrofas de cuatro versos de arte mayor más utilizada. En general son versos endecasílabos de rima consonante en la que riman el primer verso con el cuarto y el segundo con el tercero (ABBA).

Ejemplos:

Hay textos pretenciosos de lo diestro

de lenguajes vulgares por las cimas.

Con tu inmortal recuerdo, tú me animas

a rescatar tus sueños del secuestro.

                                           Gustavo Adolfo Bécquer

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora, a su afán ansioso lisonjera.

                                          Francisco de Quevedo

El cuarteto es muy famoso por ser utilizado como parte de una de las composiciones más difundidas: El Soneto. El cual, en su formato más clásico, está conformado por dos cuartetos y dos tercetos. 

Cabe destacar que algunos autores, como San Juan de la Cruz, escribieron poemas completos formados por varios cuartetos.

También es importante señalar, que más allá de su naturaleza endecasílaba, durante el Modernismo comenzaron a utilizarse profusamente en los cuartetos los versos alejandrinos (en definición somera, versos de 14 sílabas con hemistiquios simétricos).

Ejemplo:

Ornábase con rojos claveles detonantes

la redondez obscura del casco del cabello,

y la cabeza, firme sobre el bronce del cuello,

tenía la pátina de las horas errantes.

                                          Rubén Darío

Posiblemente el mayor exponente de los cuartetos alejandrinos, o al menos el más difundido, sea Rubén Darío.

El Cuarteto Imperfecto:

Es un cuarteto, generalmente endecasílabo, con rima consonante del segundo verso con el cuarto, quedando el primero y el tercero sueltos (ABCB).

Ejemplos:

¡Quién me diera tomar tus manos blancas

para apretarme el corazón con ellas,

y besarlas… besarlas, escuchando

de tu amor las dulcísimas querellas!

                                          Manuel María Flores

Ni sé tampoco en tan terribles horas

en qué pensaba o que pasó por mí;

sólo recuerdo que lloré y maldije,

y que en aquella noche envejecí.

                                          Gustavo Adolfo Bécquer (Rima XLIII)

El Serventesio:

Es una estrofa formada por cuatro versos endecasílabos con rima consonante donde el primero rima con el tercero y el segundo con el cuarto (ABAB).

Ejemplo:

Quisiera preguntarle a la distancia

si tienes para mí un pensamiento,

si mi nombre se envuelve en la fragancia

inolvidable y dulce de tu aliento.

                                          Augusto Cárdenas

También ha sido utilizada en los Sonetos, sustituyendo al clásico cuarteto. El Marqués de Santillana es uno de los autores más famosos que prefería el serventesio al cuarteto en los sonetos (modo itálico).

De sus combates, con tanta porfía

que ya me sobran, maguer me defenso.

Pues que faras, o triste vida mía,

que non lo alcanza por mucho que pienso?

                               Íñigo López de Mendoza (Marqués de Santillana)

El serventesio también admite el uso de versos de otra métrica, respetando la uniformidad.

Ejemplos:

Serventesio Dodecasílabo

Era un aire suave, de pausados giros;

el hada Harmonía ritmaba sus vuelos;

e iban frases vagas y tenues suspiros

entre los sollozos de los violoncelos.

                                          Rubén Darío

Serventesio Tetradecasílabo

Ámalos a todos con un corazón profundo,

vive cantando, vive con luz, vive sonriendo,

despídete con gracia de este curioso mundo,

llena de paz, que nadie sepa que estás muriendo.

                               Alda Pascuzzo-Lima

En el último caso, cabe recordar que, aunque tanto el tetradecasílabo como el alejandrino son versos de arte mayor de 14 sílabas, hay una diferencia drástica entre ellos que es la carencia de hemistiquios simétricos en los tetradecasílabos, la cesura entre la séptima y la octava sílaba.

El Serventesio Agudo:

Es una modalidad de serventesio donde los versos pares son estrictamente agudos. Generalmente son versos endecasílabos (AB’AB’).

Ejemplo:

Triste ciprés, que entre las nubes meces

tu oscura cima y tu letal verdor; (agudo)

tú, que obelisco de aflicción pareces,

al cielo eleva mi infeliz clamor. (agudo)

                               Juan Bautista de Arreaza

La Cuaderna Vía:

Es una estrofa de 4 versos alejandrinos monorrimos, es decir, como lo indica la palabra, los cuatro versos tienen la misma rima (AAAA). También se conoce como Tetrásforo Monorrimo.

Surge alrededor del Siglo XIII. Característica de “El Mester de Clerecía”, literatura medieval de los siglos XIII y XIV. Normalmente era compuesta por clérigos u otros hombres instruidos.

Ejemplos:

Doliéronse los ángeles de esta alma mezquina

porque se la llevaban los diablos en rapiña,

quisieron socorrerla tenerla por vecina,

mas, para hacer tal pasta, les faltaba la harina.

                               Gonzalo de Berceo (De “El Labrador Avaro”)

Busca mujer esbelta, de cabeza pequeña,

cabellos amarillo no teñidos de alheña;

las cejas apartadas, largas, altas, en peña;

ancheta de caderas, ésta es talla de dueña.

                               Arcipreste de Hita (De “El Libro del Buen Amor”)

La Rima Estrófica Continua:

Es una estrofa conformada por versos der arte mayor, donde todos los versos riman entre sí. Es similar a la Cuaderna Vía, pero en este caso los versos no son alejandrinos. Entonces, aunque toda cuaderna vía es, en esencia, una rima estrófica continua, no toda rima estrófica continua es una cuaderna vía.

También es llamada Estrofa Monorrima. Otra diferencia es que estás estrofas admiten la combinación de versos de métricas diferentes, siempre y cuando todos los versos sean de arte mayor.

Ejemplo:

Su padre, su madre y su hermano mayor (12)

afincáronle mucho que ya, por su amor, (13)

con dos, que se casase: primero con la menor (15)

e, donde a un mes cumplido, casase con la mayor. (15)

                            Juan Ruiz –  Arcipreste de Hita

En una próxima entrega hablaremos de las estrofas de 4 versos mixtas, es decir, las estrofas que combinan versos de Arte Menor y de Arte Mayor.