Kamal Dhungana (Nepal), poeta nepalí nacido en la India. Escribe poemas desde hace cinco años. Además de poesía, también escribe cuentos. Algunos de sus poemas han sido publicados en Vietnam, Bangladesh, China, Serbia, España, India, Egipto, Roma, Palestina, Indonesia y Nepal. Actualmente prepara su primer libro de poesía.

Última carta

 La última noche de invierno

 el frío me cortaba los dedos

 temblaba, con un bolígrafo de color rojo

 escribía la última carta

 

Querida, esta es mi última carta

 tal vez esta carta te salvó de mí

 Las memorias perdurarán hasta el último instante

 y vivirán hasta tu último aliento

 hasta después de mi muerte

 Como un caserío después de una inundación

 todo mi mundo se ha vuelto desolado

 los sueños de hoy se desvanecen

 la tierra que piso está desierta

 hasta el cielo azul parece nublado

 contemplo un eclipse lunar cada noche.

 

Sí querida, hoy serás testigo

 estoy escribiendo esta última carta,

 esta carta es mi última señal para ti

 pero, puede que no sea el último para ti

 sólo esta carta será la última.

 Fuego

Érase una vez, nuestro amor

era como un río.

Ambos fluímos juntos;

durante mucho tiempo,

los dos fuimos como el agua.

Pero hoy,

quemaste nuestro amor.

Ya no eres como el agua,

ni como el fuego,

has escapado intacta

pero yo me he quemado

no una vez, sino dos.

Primero por el fuego del adiós

y luego, al volcar el aceite de la lámpara

El rojo

Nunca te gustó el color rojo

Supe luego,

que nunca te habían gustado

esas rosas rojas de San Valentín.

Te escribí con mi sangre.

No te gustaban esas cartas de amor rojas.

Incluso te disgustaba el sindoor rojo,

que traje para adornarte.

Un día

tras un accidente,

necesitabas sangre.

Pese a la negativa de tus parientes,

¿Cómo es que aceptaste mi sangre?

¿Cómo es que te gustó que tu colorida vida

sobreviviera con mi sangre?

¡Después de todo,  también era de color rojo!

Traducción al español por Mariela Cordero



Las colaboraciones en Poémame no son remuneradas, así que si disfrutaste de este artículo nos gustaría invitarte a apoyar a nuestra colaboradora Mariela Cordero en Ko-fi. ¡Muchas gracias!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com