La poesía surrealista de Moh

"Ajustes". Autor: Ubé (Flickr/CC BY-NC-ND 2.0).
  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El surrealismo, contrariamente a lo que se suele entender, no es el reflejo artístico de lo irreal sino, antes bien, de lo que está por encima de la realidad. El término lo acuño el escritor francés Guillaume Apollinaire en 1917 y el movimiento, que alcanzó su apogeo en los años 20 y 30 del pasado siglo y se extendió a otras artes, como la pintura o la escultura, se inspiraba en técnicas como el psicoanálisis, la transcripción de los sueños o la escritura automática para trascender esta realidad.

Que Moh tenga @nombredeusuarionotengo como nombre de usuario es quizá una declaración de intenciones. Su poesía es una rareza literaria que oscila sobre esa línea que separa la realidad de la súper-realidad de los surrealistas.

Estamos leyendo tranquilamente uno de sus poemas y, de repente, un verso rasga el espacio-tiempo y nos traslada a otra dimensión. Como el Upside Down de Stranger Things. Inquietante, sí, porque descubrimos una nueva realidad que desconocíamos y que, sin embargo, subyace en nuestra cotidianidad. Como dice Moh en uno de sus poemas, «lo real, lo palpable por todos, está sobrevalorado».

Son versos aparentemente sencillos, directos, pero que revelan su complejidad cuando los releemos desde distintos ángulos: cordura y locura, depresión, angustia y temor pero también ilusión y toma de consciencia, toda una gama de claroscuros que no os dejarán indiferentes.

No tendrá nombre de usuario pero su poesía sí, y es de la buena.


MOH

Eme, o, hache
Moh.
Me oxido
me oxido hoy
ayer me oxidé también
pero quién sabe mañana,
espero no oxidarme mañana.

Necesito pulidora y sequía
pulidora y refugio
pulidora y quietud.

17-10

Este ansia
este nerviosismo 
que me provocan (que me provoco)
al controlar cualquier interacción con el resto de seres humanos
temor a que me vean de verdad
porque en mi subfondo encuentro cosas que no supe defender cuando mostraba
y ahora me da miedo 
y no las enseño normalmente
y me limito.
¡A la mierda! A la mierda los auto-ocultismos 
soy yo quien me conozco y me valido.

VIEHO

El viejo está vieho
está cansado
está gastado
está deshinchado y medio roto
el viejo está en mí
y en todos lados en verdad
el viejo es desidia, apatía
el viejo no aprecia ni se interesa
el viejo está vieho porque ya no busca, ya no ve, ya no aprende ni se pregunta
al viejo hay que matarlo o bañarlo en aceites para eliminar las arrugas, sacarlo a pasear, ponerle música y leerle mucho, 
pero no cosas mundanas, al viejo hay que sacarlo de esta realidad 
el viejo necesita sentir chisporroteos de algo en el cuerpo, pero al viejo lo mundano ya no le sirve,
lo que viva el viejo debe ser invención,
porque ver lo real, lo palpable por todos, está sobrevalorado y no le sirve al viejo, no seáis pesados que ya os lo he dicho.
El viejo tiene que volverse loco o morir (matarlo).

MₒᵥₑDᵢZₐₛ

Esa soga que os ata
cordura es mentira

El cuerdo vaga vagabundo 
y no vuela

Nada es

Todo es ambiguo

02


Miedo asusta
miedo duerme
miedo se cansa y me mima
padre de mis lágrimas
padre de mi consciencia,
me pegas
y me arrastras
por los recuerdos de mis muertes,
se hace presencia permanente,
padre, tu ausencia puede matarme
de tí soy cuerpo vivo
de tí no son hombres muertos
y manos mías con sangre,
pero de ti soy consciencia enferma
¿Cuál es tu origen, infeccioso?
Y cuál tu final.
No se si te amo
o me resigno a aceptarte.
Miedo, padre.

REAL INTERNA

Y si no consigues destaparte conmigo,
si no te quitas la interpretación,
si no consigo quitar la mía para que tú te la despellejes,
podemos aceptar el acto y vivirlo todo por dentro,
debajo de las máscaras y túnicas.
Prefiero eso a la livianez de la no-acción en esto.

• •°°°

Claro-oscuro
son dos
o son uno de distinta forma

se reducen, se intensifican
son plásticos
nada es

nada es estático
nada es, 
todo es un no ser nada,
sopa de cúmulos reducidos
que al mezclarse ya son otra

nada es nada 
porque moldearse es su naturaleza
nada es malo porque todo es deslizante
más amplio de lo que tu cuerpo entero procesa
más rápido en transformarse que tu capacidad para clasificarlo.


  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Óscar David Sánchez

Fundador de poemame.com. Poeta aficionado e ingeniero en sus ratos libres. Le gusta el café sin azúcar y la rima consonante, aunque tiene cierta debilidad por el haiku japonés. Code is poetry.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Muy bueno. Gran descubrimiento! Felicidades

Responder a Óscar David Sánchez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *