• 268
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  

Gabriela Rosas es poeta y ha publicado los poemarios La mudanza (1999) y Agosto interminable (2008) en Editorial Eclepsidra; Blandos (2013) en Editorial El Pez Soluble, y Quebrantos (2015) en Ediciones del Movimiento. Ganadora del Primer Premio Nacional de Poesía para Jóvenes Juan Antonio Pérez Bonalde (1995) y del Primer Premio de la Bienal Nacional de Literatura Lydda Franco Farías (2014) mención poesía, ha sido incluida en antologías en Venezuela y otros países, así como traducida al francés, italiano, griego, inglés, catalán, alemán y portugués. Colabora con medios impresos y digitales de Venezuela y otros países. Desde el año 2015 lleva adelante el programa Poesía en el aula, iniciativa sin fines de lucro que busca promover la lectura de poesía en las aulas venezolanas desde temprana edad como eje transformador en la educación. Es editora del Stand Up Poetry del portal Inspirulina y de la sección de Joven Poesía de Venezuela de Letralia.

La poeta venezolana Gabriela Rosas. Foto: Miguel Díaz

Pusiste dentro tus hormigas

cerraste las manos en lo blanco de la voz

escuché una palabra parecida al amor

no pude quedarme.

Las mentiras,  la ropa, las viejas palabras.

Todo lo que fue, se quedó sin manos.

Para amar de nuevo tuve que vaciarme.

Objetos personales

I

Un paraguas

dos años sin flores

un diario sin terminar

un recuerdo donde eras mío sin balcones

toda la ternura que era entre tus brazos

tuve que olvidar que las palabras

son carroña para la gente herida

y  no pude salvarme

nos  amamos

pero estábamos muertos desde el principio.

II

Te recuerdo como a una escalera

un botón de apagado

un lápiz sin punta

un libro enfermo

una hoja rayada

te recuerdo en lo pequeño de las cosas

pero haciéndome daño.

III

No sé cómo arrastrar a la gente vacía

debes enseñarme

cómo lo hace ella.

IV

Mientes como un marido.


  • 268
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 268
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •