• 46
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  

Conocí a Marta Garrós personalmente asistiendo a una sesión de haikus en Barcelona. Poco tiempo después consiguió publicar su poemario Versos al margen, del cual acabamos de hacer una reseña.

Marta Garrós es el ejemplo típico de persona que hasta que no conoció a Poémame no creyó en sí misma como poeta. Por ello hemos querido entrevistarla para que su ejemplo anime a muchas otras personas que aún no se han decidido a hacer de la poesía una parte importante de sus vidas, uno de los objetivos de Poémame.

¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

Acerca mi vida, podría decir que, dentro de lo cotidiano, procuro hacer cosas que me llenen y me hagan crecer como persona. Como colaborar en causas solidarias o conocer otros países y culturas. Por lo que se refiere a mi actividad literaria, es algo intermitente, aunque se ha intensificado en los dos últimos años, cuando he sido consciente  de que la poesía ha llenado una parte de mi y que necesito compartir.

¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

La que más recuerdo es «20 poemas de amor y una canción desesperada» de Neruda, sin duda el autor que me despertó de muy joven a la poesía. Benedetti y Lorca, son otros grandes referentes que han influido en esta afición por escribir. 

¿Cómo definiría a su poesía?

Aquí, haré referencia a una frase de mi hermano, Jaume, que la ha descrito muy acertadamente a mi parecer, de esta manera; «Poesía sin azúcar(…)» Intento, en pocos versos, dejar un regusto de intensidad simbólica. Que el lector interprete y haga suyo el poema.  

¿Cree que el poeta “evoluciona” en su escritura? ¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

Sí, desde luego que hay una evolución, porque se va puliendo a medida que escribimos y vivimos. Yo misma me he dado cuenta desde los primeros poemas hasta ahora. Es lo que decía en la respuesta anterior. Es lógico que el lenguaje cambie, porque buscamos nuestro estilo. Yo misma he evolucionado  diciendo mucho con pocas palabras. Y ha venido sólo. 

¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?

Cuando a medida que lo voy escribiendo, me emociona y el corazón me dice que voy bien … y no suelo corregir mucho, quizás cuando lo releo o necesita un final más  vibrante. Si empiezo y no puedo seguir, lo dejo hasta que el torrente vuelve …

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

Realmente, lo que he logrado hasta ahora ha sido más de lo que esperaba y me gustaría que siguiera  así, llegar al interior de quien me lea y «despeinar» un poco su vida. Y lograr que la poesía, en general, sea libro de cabecera. ¡La poesía es una terapia maravillosa!

¿Qué lugar ocupa, para un poeta como usted, las lecturas en vivo?

La verdad es que poco a poco va ocupando un lugar muy interesante y es una buena manera de conectar con los amantes de la poesía y conocer a otros poetas.  Mis experiencias han sido muy enriquecedoras.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs etc?

Me parecen todas ellas muy buenas plataformas para difundir la cultura y facilita mucho la conexión y acercamiento. Si no hubiera sido por Poémame, yo no estaría aquí. He conocido poetas maravillosos y muy buenos compañeros. 

¿Podría recomendarnos un poema de otro autor que le haya gustado mucho? 

Hay muchos y de varios compañeros poetas. Por nombrar uno y en homenaje a todos ellos, os diría «Poetas» de Constanza Everdeen. 

¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Un poemario de una compañera, Ángeles Torres, «Destapando silencios».

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la poesía?

Que haga suyo el camino, que escriba desde «las tripas» . Que se emocione cuando escriba y esa emoción la transmitirá en los versos. Que fluya sólo, sin forzar. Primero será río y después torrente. 

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

Veo una evolución,  a mi parecer. Más oportunidades para publicar una obra y más libertad. Con las autoediciones y las plataformas. Todos los escritores soñamos con ver nuestra obra publicada. Sólo hay que saber elegir que nos interesa más, según las posibilidades.

¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se la he hecho?

Si pudiera elegir una pregunta, sería, ¿qué me ha llevado a publicar mi poemario? 

Muchas gracias Marta por la entrevista. Antes de despedirnos vamos a escucharte recitar un poema en directo.

Y a vosotros, lectores, esperamos que hayáis disfrutado y gracias por haber llegado hasta aquí.


  • 46
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 46
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •