• 160
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  

Le Ngoc Ninh (Vietnam, 1969) es doctor en ciencias mineras. Vive en Hanoi y trabaja en el Departamento General de Medio Ambiente.

Su seudónimo es Ngoc Le Ninh y es miembro de la asociación de escritores de Hanoi. Sus poemas han sido publicados en Vietnam, Estados Unidos, Bélgica y España. Obtuvo el Premio de Poesía 2019 de la Asociación Internacional de Escritores de Vietnam.


Un amante vegetariano

 (Para: DM)

Desde hace mucho

Mi corazón gritaba

¿Dónde estabas?

¿Por qué me has dejado solo en la intemperie?

El signo de interrogación se transformó en una guadaña

Abatió mi corazón y lo arrancó.

En el desarreglo de mi corazón

Tu cara emergió y se desvaneció.

Soy un amante vegetariano

Sin ti, mi vida se ha vuelto insípida.

La solitaria vida del celibato

Me arrojó al santuario de Buda.

El corazón se rapó la cabeza

La sangre tejió la túnica kashaya

¡Toc! ¡Toc! y ¡Toc! ¡Mi amor!

¿Te rezo a Ti? ¿O rezo a Buda?

Las mil manos y los mil ojos de Buda

Florecen en la fragancia del incienso

Él me mira adusto:

«¿Por qué tu corazón no es honesto?»

Avergonzado, bajé la cabeza…

La tercera noche

En la primera noche

En silencio, estábamos uno al lado del otro

Queríamos decir tantas cosas

¿Por qué las mantuvimos ocultas en nuestros corazones?

En la segunda noche, silenciosa y silencioso

Los ojos se querían encontrar, los corazones querían decir

Sólo una cosa,

Desde el primer día, cuando ambos estábamos confundidos

¿Por qué no lo dijimos de una vez?

Dudaba, pero luego conté apresuradamente la luna y las estrellas.

Y tú fingías arrancar  hojas de hierba

En la mitad de una noche de luna y fulgor

La palabra Amor seguía ocultándose

¿Cómo podíamos permanecer en silencio?

¿Engañábamos a nuestros limpios corazones?

Tantos pensamientos se agolpaban

Desbordándonos

Te amaba tanto, pero no me atrevía a decirlo en voz alta.

Lo sabías, por supuesto, pero eras una mujer.

La tercera noche, súbitamente, me senté muy cerca de ti.

La noche palpitaba tan fuerte como el pulso de nuestros corazones

No sabía por qué me aferraba desesperado a tu cuerpo.

Con furor, hundiste tu cuerpo en el mío.

Nuestros mil poros se despertaron

La noche giraba y giraba a lo largo de la hierba enredada a nuestros pies.

El viento se llevó suavemente la túnica

Exponiendo

A la blanda y vaporosa luna

Y a dos pájaros mansamente

Acurrucados en una profusión de hojas

Que escuchaban a la felicidad llover en la zona de paz.

El amor siguió floreciendo después del primer instante.


Traducción al inglés: Linh Vu

Traducción al español: Mariela Cordero.


  • 160
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 160
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •