• 22
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  

«El viento está escrito», de Jorge Pascual (Ediciones Menguantes) es un poemario que definiría como profundidad en movimiento.

Tanto camino que la voz,
todo se ilumina y se oye 
destapa soledades dormidas 
busca su retrato la soledad del agua

Al adentrarme en sus versos, siento una gran carga de introspección, que me invita a desnudarme, a despojarme de estereotipos y pensamientos banales para concederme el privilegio de ser.

Tengo pensado a mi borde 
todo lo que escucho y voy …
nada tengo pensado sobre mi caminar 
y mis lamentos,
intento escribirme lo que dibuja 
mi principio,
intento cantarme solo mi miedo 
y aclararme con esta nube gris,
que me empapa los pies y se esconde detrás de unos talones,
o una costilla, o un suspiro,
que sin poder evitarlo se apropia de mis dedos…

Me he permitido el atrevimiento de recitaros un fragmento.

El alma despierta y amanece la vida, la naturaleza evoca su canto, el río fluye, el sonido bosteza, la tormenta de sensaciones alcanza al poeta, este se para, y es ahí donde nace la escucha íntima, la complicidad entre el origen y la causa, entre el concepto de lo que soy y lo que percibo.

 El autor convierte al paisaje que le rodea en un espejo, y por medio de la observación activa, estimula la imagen que una vez procesada, le devuelve el reflejo convertido en poema.


En lo salvaje me encuentro entre las hojas,
me mantengo, me reflejo en ellas, y me veo a mí

Es un gran privilegio poder contemplar a un poeta en el que la naturaleza  había echado semillas desde muy joven y en el que la experiencia poética como vivencia, a través de la voz y la presencia han sido determinantes.  

Su técnica no tiene más método que el de vivir lo que habla y viviéndolo lo pone vivo también en los que están con él. Todas las cosas hablan en su silencio y él les pone voz al vivirlas.

Muchas noches hay en una noche sola desairada
con viento de lo profundo de la tierra,
demasiada agua nos cae en la frente de la noche…

Como en todas las cosas que nos rozan sin tocarnos, como en todo aquello que habitamos  y sabemos no tangible, la poesía de Jorge Pascual se deja llevar por y en libertad, dejando florecer lo esencial en cada verso; comulga  el misterio, azota el viento por fuera y el suspiro por dentro.

…Hace daño la vida 
en cada marca del cuerpo

Lamento los cielos pesados y rotundos,
profundo su bosque misterioso y horizontal distancia.
Tan lejano su agua y su incendio mortal 
se desprenden los cielos de sus ciclos rocosos y tan sentimentales …

También encuentro un guiño muy bonito del poeta hacia el lector y hacia su obra, una coherencia indiscutible, para mí, entre la obra materializada y la vivencia. De ahí, la sencillez y la falta de una estructura guiada, ni siquiera un título, anticipándose al poema. En él late el desorden emocional y salvaje, en un perfecto y maravilloso equilibrio. 

Diría que la poesía de Jorge Pascual es amamantada con el mismo aliento con el que las ramas de un árbol son azotadas, o como fluye el cauce de un río desembocando en el mar…

…Cuánta soledad de latido 
que llega danzando por los caminos cual espíritu
que encuentra un árbol y se arrodilla…

Cabe destacar que este libro es el trabajo de todo un año en el que el poeta se introduce y convive en plena naturaleza .

Con su poesía, Jorge Pascual en definitiva nos lleva cogidos de la mano hacia el paralelismo del ser interior y la naturaleza que nos rodea, hacia el nacimiento de los sentidos, hacia el  espertar de un mundo fecundo, que solo es posible cuando nos adentramos con motivación y sin corazas, descalzos de cargas y de prejuicios, y sobretodo escuchamos con detenimiento, lo que tenemos que decirnos.

Desconoce el fin y el principio
desconoces tu pie y tu cielo
qué hay del camino en el cielo 
qué esconde el cielo en su propio camino .
Lejanía incesante
solo pasos como cuerpos alejados de ti.
En tu propio rostro se deslumbra el camino.

El viento está escrito se compone de poemas, manuscritos, dibujos, fotografías y materiales sonoros vinculados a una serie de caminatas realizadas por Jorge Pascual y comisariados por Bruno Marcos. Todos los materiales han sido recogidos o creados por el autor. Podéis acceder a parte de estos archivos en la web de Ediciones Menguantes.

… Hay ramas a veces que nos tragan el tiempo 
y nos recorren la muerte a soplos del viento 
y llueve…
llueve todo en silencio

Jorge Pascual (León, 1981) es poeta y actor. Ha publicado los poemarios “Morir de viento“ (Leteo, 2001), “Manual de ultramarinos” (2015) y “Caminan las nubes descalzas” (Eolas, 2016). Recibió un accésit en el Premio Nacional de Poesía “Eugenio de Nora”.

Para finalizar, os dejo un breve poema que nos da una adorable pincelada de la esencia que sustenta esta obra.

Se ha ido el olvido 
me cabe el recuerdo de ver, 
si olvido el infinito.


  • 22
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 22
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •