• 6
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  

La relación de Pablo Picasso con la poesía fue siempre muy estrecha: como lector y escritor. Comenzó a escribir poesía mientras su familia vivía en La Coruña en 1891, allí editó, escribió e ilustró la revista Azul y Blanco. Su posterior traslado a Barcelona en 1895 le puso en contacto con los círculos intelectuales y por supuesto literarios del momento, en la cafetería  Els Quatre Gats. En esos años de cambio de siglo, la cultura estaba marcada por la poesía en gran medida.

Gracias a la exposición sobre Picasso Poeta, que el Museo Picasso organiza en Barcelona hasta el 1 de marzo, podemos profundizar en esta faceta del pintor. Si a ello le añadimos la exposición sobre su relación con el poeta Paul Éluard, ambas nos pueden dar una idea bastante clara del Picasso poeta dentro del Picasso pintor. Estas muestras también viajarán al Musée National Picasso-Paris y el Musée d’Art et d’Histoire de Saint Denis.

La primera exposición, Pablo Picasso Paul Éluard: una amistad sublime, muestra la amistad entre los dos artistas y la repercusión que esta tuvo en sus respectivas profesiones: Éluard escribió varios poemas sobre él y fue su embajador entre los círculos literarios, y Picasso ilustró muchos libros de su amigo francés.

Esta exposición del Museo Picasso presenta un recorrido temático y cronológico de los dos personajes a partir de libros, poemas, obras ilustradas, retratos y dibujos de Eluard y su mujer Nusch, fotografías de Man Ray y Brassaï junto con cartas, documentales y retratos de Dora Maar, musa y compañera de Picasso.

La primera sala, dedicada a la Guerra Civil española, nos recuerda que el primer poema político de Éluard, conmovido por el bombardeo del ejército franquista sobre Madrid, fue ‘Novembre 1936’, publicado por L´Humanité. Ese poema inspiró a Picasso en la ejecución de los grabados ‘Sueño y mentira de Franco’.

La segunda sala, Las vacaciones y Nusch, nos muestra los veranos que Picasso y Éluard pasaron juntos durante tres años en el hotel Vaste Horizon en Mougims, en los años 30. Durante esos veranos Picasso retrató a Nusch y a Cécile, esposa e hija de Éluard; así como un retrato de Éluard en ‘Arlesiana amamantando un gato’.

La tercera sala, La ocupación, está centrada en la Segunda Guerra Mundial, cuando se encontraron en París. Durante esa época, Éluard escribe el poema considerado como un canto de lucha y esperanza de la resistencia francesa: ‘Liberté’.

La cuarta sala, Postguerra y compromiso político, nos muestra los años en los que Picasso se afilió al Partido Comunista Francés junto con Éluard y Louis Aragon. Época de mucho activismo político en la que Picasso pinta sus famosas palomas, símbolos pacifistas de orden mundial.

La exposición ‘Picasso poeta’ nos revela al pintor como escritor a partir de 1935. André Breton en Cahiers d’art le consagra en su poema «Picasso poète». Esta exposición muestra la importancia de la poesía en la trayectoria creadora de Picasso. Podemos ver manuscritos y las correspondencias entre textos y cuadros: la inventiva del poeta.

Aquí se pueden ver cinco de las once variaciones de su poema dibujado «Nieve al sol» (1934).

Viendo las caligrafías hechas con tinta china de Picasso en la exposición, uno puede entender su afirmación: si hubiera sido chino no habría sido pintor, habría sido escritor.


  • 6
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 6
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •