Nicoleta Crăete nació el 11 de septiembre de 1980 en Rumania. Ha ganado numerosos premios literarios, principalmente de poesía, entre ellos: Primer Preremio en la sección de poesía y el trofeo del Festival de literatura Moştenirea Văcăreştilor en Târgovişte, Primer Premio en el Concurso de poesía Tudor Arghezi en Tg.-Jiu, en la sección Bilete de Papagal, entre otros. Su primer libro de poemas, «La mujer con cuerpo de cera», se publicó en febrero de 2019, en la editorial Grinta, en la colección Poezia 9, por obtener el premio en la sección de manuscritos del Festival Internacional de Poesía de Sighetu Marmației. El poemario también fue galardonado con el Premio Libro del Año en el Ion Cănăvoiu Festival de Literatura en octubre de 2019. Sus poemas han sido traducidos al inglés, checo, español, francés, árabe y hebreo.También es traductora y Editora en Athanor.

Sueño volcado

El amor es un andamio donde dormimos.

mientras que nuestro sueño tiene vistas hacia los pájaros

no te hagas una cuna con los cabellos mojados de una mujer

un pájaro ha construido un nido en ella

para que pudiera morir

vas a plantarla al día siguiente

y sabrás que no sabes nada de lo que sabes

mientras lees en los cuerpos

con tus manos ciegas.

Todo lo que te queda es enlazar a los árboles boca abajo.

Para que la tierra los refleje cuando te llamen.

con un nombre extraño.

Poema iluminado

el miedo se ha sentado en la base del mundo para descansar

por encima de su cabeza algunas hormigas han estado rompiendo semillas

una dos

siete nueve

y así es como desde el oído derecho surgió una religión

sostenida por largas patas

los devotos del medio la adorarían

los devotos de la izquierda también la adorarían

incluso los adorados también le rendirían culto

y demasiada concordia habría existido en el mundo

si hubiera sido

pero desde el oído izquierdo la rabia crecía desde el final

estados de ánimo, inundaciones

guerras

los devotos correctos los adorarían

incluso los adorados también les rendirían culto

sólo sostenme la vela para que pueda escribir

Sé que lo soy.

cada vez en el otro lado

donde estoy

la luz

tira de mis cuerdas cuando hablo

disminuí un contenido

dentro del gusano desde el núcleo de la cosa

un triste y temeroso dios manchado

golpea brevemente

le tomo de la mano

como si fuera un niño.

tres pequeñas sombras

se suicidan

en las uñas malas

y

tú me cuentas historias.

Traducción por Mariela Cordero.