Melisa Papillo nació en Buenos Aires en 1984. Es docente y librera en Mochila de libros, un proyecto enfocado a la difusión y distribución de literatura infantil; también colabora en El Tresdé, revista alternativa y feminista. Ha publicado los libros de poesía La mecánica de los días (Editorial Simulcoop, Argentina, 2012) y Paisajes con agua en movimiento (La Carretilla Roja, Argentina y Liliputienses editorial, España, 2020).

La cita de Werner Herzog del principio ya es una declaración de principios de lo que tenemos ante nosotros:

Tal vez yo quiero ser ese hombre que mira


al horizonte y decide salir a descubrir

por sí mismo la forma de la Tierra.

Un libro para viajeros inmóviles que viven la naturaleza desde los documentales de la televisión. Un libro escrito mientras Melisa criaba a su hija y desconectaba del agobio que la rodeaba mirando un documental tras otro. Sus sentimientos se conectaban con lo que iba pasando en la pantalla: ella, las plantas, la naturaleza, los animales eran una sola especie, la identidad desaparece para dar paso a lo animal, la poeta es una con el entorno. Así nació este poemario de Melisa Papillo.

Poemas que destacan el tornado que arrasó su ciudad o la ilusión y dolor de la inmigración. Algunos de los poemas que están en las citas son transcripciones literales, mayoritariamente. Según la autora, no hay un orden prefigurado de lectura, se puede leer antes el poema al pie o el del cuerpo.

Al final del libro nos encontramos un código QR con el que la poeta nos hace un regalo que no voy a desvelar. Si quieres saber qué nos dice, ya sabes lo que tienes que hacer. Melisa Papillo es una de las autoras más interesantes de la nueva poesía latinoamericana.

Aquí podéis escucharla y después leer un par de poemas.

Como no puedo viajar

miro documentales. Deseo

ver con mis ojos y lo hago

bendigo esa señal en la pantalla

y soy una surfista en Punta Hermosa

soy la leona que tiene encima a sus cachorros

veo al cóndor andino desplegar sus alas de piano

vivir en tres escenas setenta y cinco años.

Los puntos de vista se reflejan en los tonos de voz:

el locutor miente “en Latinoamérica

el mar permitió una fusión de culturas”.

Esta noche miro Tesoro escondido,*

lo que busco en todas las cosas.

* Perú: tesoro escondido (Luis Ara / 2017)

Reposar en la jungla*

De un color durazno claro

se asoma la flor del árbol de ceiba

en el páramo colombiano.

Cuando no está colgado

el perezoso es una manta arrastrándose por el verde,

encontrarlo fuera del árbol

nos hace dudar sobre su fama.

Tiene todo para escaparse o atacar

pero sigue trepado al árbol.

Crecen sus uñas en el ocaso del día.

¿Qué poema mira el perezoso

desde la rama inclinada?

Se sonríe desde lo alto, ya vio hace tiempo

lo que tenía que ver.

* Los perezosos se mueven muy lentamente, / sus movimientos

pausados son una forma única / de enfrentar la vida en la jungla. /

Pasan toda su vida en apenas un puñado de árboles, / con las garras

se abrazan a las ramas/ y su abrazo es tan fuerte / que no se caen. /

El secreto de la supervivencia del perezoso / es que pocas veces necesita

/ bajar a la tierra.

Wildest Latin America. Episodio: “Amazonia” (Richard Kirby-Bill Markham / 2012).

© de la foto [VIDEOTECA DE POESÍA] MELISA PAPILLO