Isabelle Lévesque nació en Andelys, Normandía. Es poeta y crítica.
Colaboradora de Quinzaines (La Nouvelle Quinzaine Littéraire) de poesía contemporánea, también escribe artículos para las revistas Europe, Terres de Femmes, Diérèse, Terre à ciel…
Fue galardonada con el Premio Internacional Yvan Goll de Poesía Francófona 2018 por ¡Voltige! (L’herbe qui tremble, 2017). Sus últimos libros publicados: Chemin des centaurées (L’herbe qui tremble, 2019), En découdre (L’herbe qui tremble, 2021)

Para un copo disperso

Cesa el tiempo.

Estamos preparando

un nuevo mundo.

*

Nieve y estatua por la tarde.

La sombra esconde el copo de piedra.

Cautiva la mirada y los pliegues calcáreos

– ¿se estremece? Figura erguida.

Mirando fijamente. Los ojos oscuros dispersan el hielo.

Se ha disipado.     

Los huecos el agua la arena,

el fino polvo invita a meditar.

*

Aquí estamos cerca del bosque.

Naturaleza cortada, jardín ordenado.

El verde aleja la piedra

y la primavera de musgo todavía aguarda.

Cruzando la escarcha, el blanco mira al cielo.

Incomprendido. Efímero.

Su renuncia llegará     

tarde o temprano.

*

La estatua ya no es más

que un vestigio. Blancura.

Forma y curvas

rodeando lo que queda.

La mujer adivinó.

Un abrazo de brasas

pasado.

El modelo y sus gestos redondos

para las manos.

Traducción del francés al español por Mariela Cordero

Foto por Michel Durigneux.



Las colaboraciones en Poémame no son remuneradas, así que si disfrutaste de este artículo nos gustaría invitarte a apoyar a nuestra colaboradora Mariela Cordero en Ko-fi. ¡Muchas gracias!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com