10 poemas para niños a la sombra de Gloria Fuertes

Gloria Fuertes firmando autógrafos con niños. Fuente: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
  • 46
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gloria Fuertes. Retrato de Arturo Espinosa (Flickr/CC BY 2.0)

El 27 de noviembre se cumplen veinte años del fallecimiento de la poeta para los niños por excelencia. Gloria dedicó gran parte de su vida y su obra a los más pequeños porque consideraba que también había que hacer un pueblo para la poesía, y los niños de ‘ahora’ serían el pueblo del ‘después’. Acercó este género literario a los niños mediante lecturas y recitales, programas de televisión, canciones incluso…. a día de hoy, sus poemas siguen saliendo en los libros de las escuelas y los niños siguen conociendo la poesía de su mano.

Aunque pueda parecer sencilla, la poesía infantil es mucho más compleja de lo que parece, suele tener versos cortos, con rima fluida que le dé incluso cierto aire de canción, y un vocabulario asequible para los niños pero que, a su vez, haga volar su imaginación.

En Poémame queremos completar nuestro homenaje con una recopilación de poemas infantiles publicados en la web, y alguno que otro dedicado con mucho amor, como a ella le gustaba, a Gloria, la poeta de los niños.


Arcoiris – @cirratus

Blandiendo tu cuerno,
cuernito de plata,
galopas el viento
caballito de magia,
tú,
guardián de los cuentos,
corcel de las hadas
que adornas tu frente
con tan bella espada.

Y así,
todas las noches,
cuando el sol se apaga,
vigilas inquieto
los bosques y playas
donde viven los duendes,
por si los asaltaran
legiones de orcos
provistos de lanzas.

 

Soneto infantil – @Aurora

Le he tejido a la luna una bufanda,
unos guantes y un gorro bien modernos,
para hacerle más dulces los inviernos.
Son de un suave color lavanda.

Va haciendo, de su capa, propaganda,
soltando comentarios muy maternos
a los astros pequeños y más tiernos
que le han hecho, de abrigos, su demanda.

Ahora tengo un pedido de sombreros
de todas las medidas y colores,
de lana, fieltro y tela de algodón.

Y coso para todos los luceros,
con el fin de acabar con sus temblores,
poniendo en cada hilván el corazón.

 

Niña en el bosque – @canocs19

Los frutos del bosque
comía la niña
entre verdes hojas,
rojas y amarillas.
Sentada en la hierba,
las aves la cuidan.
Los esbeltos árboles
por ella se inclinan.

 

Nana – @Alicia_Fernández

En su mecedora
se sentó la Luna.
El gato de angora
al pie de la cuna.

Y duerme mi niño,
rey del amor.
Que la noche te traiga
sólo candor.

Que las estrellas sean
tus centinelas.
Que ahuyenten malos sueños
con cantinelas.

Que los búhos vigilen
desde sus ramas.
Que las que hilen
tus sueños, sean las hadas.

¡Duerme, mi bien!
Que por la mañana
el Sol te salude
desde la ventana.

 

Yo soy Gloria – @Donaciano_Bueno_Diez

Hola niños,
yo soy Gloria,
la que perdió la memoria
que guardaba en su zurrón,
pegó un mordisco al turrón
creyendo que era zanahoria
y allí quedaron sus piños
¡qué susto me dio el bribón!
y hoy la he visto ¡maldición!
agua sacando en la noria.

Sé dónde anda
mas no insisto.
Hay quien dice que la ha visto
con su pato, con su pata,
con su gata turulata
presumida, dando el pisto.
Que marchó de cuchipanda
con su música y su panda
y su novio el Evaristo.

Si me crees,
no me creas
que metida en las peleas
y amarrada a ese bigote
del soneto, su estrambote,
toreando en las capeas
le soltaba una patada
y, procaz, la carcajada
se montaba en el cogote.

¡Virgen santa,
Ave María!
Qué de artista no sería
que subida en una lata
nos cantó una serenata
y hasta el público aplaudía.
Mas por poco se atraganta
-se hizo un nudo en la garganta-
y creyó que se moría.

 

Pregunta difícil – @defelapp

-Amiga lechuza,
respóndame usted:
¿qué cosa terrible,
yo tengo en los pies?

Si tocan un son,
le bailo danzón

Si escucho reggae
lo bailo al revés.

También me equivoco
bailando joropo.

-Lo siento mi amiga,
no sé contestar…
¡Pues nunca una rana
yo he visto bailar!

 

Canción para un ratón – @Verín

Hace tiempo que un ratón
salió a ver el mundo
asomando su hocico por mi costado.
Quería escuchar mi corazón
con ése latir tan profundo
desde el otro lado.

Fue trepando a mi regazo
sin pedir explicaciones,
pues bien sabía el ratón
que el latir de mi corazón
es una de las razones
del calor de mis abrazos.

Dice que soy la más bella,
a veces, también la más fea…
Que soy bucanera en su cuento
donde no hay ranas, ni doncellas,
donde sea como sea
ella, el ratón, es la dueña del viento.

Pues claro que si preciosa,
serás la reina del planeta,
serás… lo que tú quieras que ser.
Ratón o mariposa
surcando el mar en tu galeta
hacia el amanecer.

Y yo aprenderé a tu lado
lo bonito de los besos
y lo dulce que es reírse por reír.
Saliste de mi costado
como un ratoncito travieso,
para enseñarme a vivir.

 

Apaga la luz del mundo – @carlosmiguelez

Apaga la luz del mundo (papá)
que voy a dormir solita
pues soy una niña valiente
que luz ya no necesita.

Un cuento, mimos y un beso
es todo lo que necesito
para quedarme dormida
abrazadita a mi osito.

Te puedes marchar tranquilo
yo sé que estas a mi lado
y no tardarás en venir
si el miedo me ha despertado.

Apaga la luz del mundo (papá)
que no luzca ya luminosa
mas caigo en sueño profundo
al alba despierto orgullosa.

 

Pula, pula, pula corda – @Jonnata_Henrique

Pula, pula, pula corda
Sai do chão, toma cuidado
Pra corda não te pegar
Pula, pula, pula corda
Quanto mais é demorado
Mais divertido vai ficar
Pula, pula, pula corda
Se você for alcançado
Outro amiguinho(a) vai pular
Acorda e gira, gira a corda
Pula, pula, pula corda
Brinca, brinca, até cansar

 

Soneto a Gloria Fuertes – @raulrib2

Sublime poetisa de los niños,
de las rimas llenas de fantasía,
sabor a golosinas de sandía,
del regaliz con que te haces tus aliños.

Quintales de ilusión y de cariños,
dulcifican Gloria tu poesía,
y son como una amable melodía,
la belleza y ternura de tus guiños.

Atiborras las letras de sabores,
y me cantas con voz ronca al oído
el cuento que me duerme y que me arrulla.

Tu verso es un Arco Iris de colores
que chispea en un cielo compungido,
porque sin ti, el gallo… ya no maúlla.


  • 46
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 46
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ze Pequeño

Ze Pequeño, también conocida como Gemma Rabaneda Sureda, nacida una fría Nochebuena en Barcelona. Autora de los poemarios ‘Poetitzant-te’, Editorial Neopàtria (2014) y 'Setenta Lunas de Abril y un baile póstumo', Balanceo Poesía (2018).

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. 26 noviembre, 2018

    […] Ahora que se cumplen veinte años de su muerte, os quiero dejar aquí algunos poemas suyos, de esos que se suelen denominar, dentro de su obra, para adultos. Su faceta de poemas infantiles la celebramos con una selección de poemas infantiles publicados en Poémame. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *