Debasish Parashar es un poeta multilingüe, traductor, revisor de poesía, crítico literario, empresario creativo, cantante / músico y letrista con sede en Nueva Delhi, India. Es profesor asistente de literatura inglesa en la Universidad de Delhi. Parashar es el fundador y editor en jefe de la revista literaria Advaitam Speaks y está asociado con el Movimiento Mundial de Poesía. Con su canción debut ‘Pamaru Mana‘ (2018), Debasish se convirtió en uno de los primeros cantantes / compositores indios que se atrevió a experimentar con la idea de fusionar Borgeets de Assam de 500 años con el sentimiento orquestal occidental, desafiando las convenciones religiosas y rituales. de los Satras. Ha cantado para Raag, In Search of God, MUSOC XXV y otros lugares. Debasish ha leído en varios eventos / festivales literarios nacionales e internacionales en India, Medellín, Londres, Japón, Grecia, Italia, México, El Salvador y otros lugares. Debasish Parashar fue honrado con el premio «Festival Charter for Interpretation» en el Festival Literario Internacional Indija Pro Poet-2020. El Poetic Media Lab de la Universidad de Stanford ha comisariado la adaptación cinematográfica de su poema «El derecho fundamental a soñar» y algunas otras obras para el proyecto «La vida en cuarentena». Aparte de eso, sus poemas han sido comisariados bajo algunos proyectos globales notables, incluido el Primer Museo de Poesía en Piccolo Museo della Poesia Chiesa di San Cristoforo, Italia bajo Rucksack, a Global Poetry Patchwork y The Canoe (Piroga) por el renombrado escultor Italo Lanfredini . Sus poemas, reseñas, artículos y entrevistas han aparecido en cientos de antologías, periódicos, revistas, medios de difusión y revistas de todo el mundo. En general, sus poemas se han traducido a más de 30 idiomas del mundo.

Renacimiento

aguanta mi lengua

hasta que contenga tu respiración

y nos convirtamos en dos

en esta metáfora

llamada amor

el aroma es lo que se adhiere a nuestros huesos

por otra parte

mi saliva es más tóxica que tu sudor

disuelve todos los recuerdos

lo que queda de tu cuerpo

es amnesia

a veces

no te digo

nombres dulces

eso no es propio de mí

a veces

pero en tu carne

naceré

una y otra vez

como un canto de supervivencia

con un aroma sagrado.

Peregrinación

en el loco deseo

de convertirme en peregrino

me escapé

a veces

de todos los lugares de culto

mandir, masjid, iglesia,

oficina de impuestos, burdel o pub

pero no pude convertirme en uno

entonces

 cavé seis agujeros en un muro

con lágrimas en las palmas de mis manos

 

me convertí en uno.

A una noche de Panjim junto al Mar de Arabia

algunos han perdido mi paradero

algunos me han encontrado también

                             como el mar

lenta y pausadamente

tus ojos azules salados

se expanden contra mis sublimes fantasías azules

lenta y pausadamente

podría haberte amado

hasta el final de esa noche

cuando eras toda tú

y yo no era mío

lenta y pausadamente

  podría haberme ahogado en

tus olas

para volver a nacer

como una noche de Panjim

marina, fresca y alta

en lo profundo de tu piel estaba

una canción que se desvanecía

flotando a lo largo de una noche de Panjim

lenta y pausadamente

podría haber bailado

con tus antiguas melodías

enterradas en lo más profundo de tu piel

raíces de un viejo baniano

lenta y pausadamente

podría haber sido yo

como nunca antes

y podría haber tarareado

las canciones

que en tu piel perduran

podría haber bailado hasta la próxima marea

esperanza

son los dedos quemados por el sol de un pescador

aferrados a sus redes de pesca

esperanza

es un mar

que golpea los barcos de sus ojos

por fuera, por dentro y por fuera.

Traducción al español por Mariela Cordero



Las colaboraciones en Poémame no son remuneradas, así que si disfrutaste de este artículo nos gustaría invitarte a apoyar a nuestra colaboradora Mariela Cordero en Ko-fi. ¡Muchas gracias!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com