Gad Kaynar-Kissinger  es un profesor asociado jubilado del Departamento de Teatro de la Universidad de Tel Aviv. Su poesía se ha publicado en las principales revistas y suplementos literarios israelíes, y se ha reunido en siete poemarios, entre ellos una publicación bilingüe hebreo-español Lo que queda (What Remains). Obtuvo el premio de «La Unión General de Escritores de Israel» (2010). Kaynar es actor de teatro, televisión y cine, y traductor de 70 obras de teatro del inglés, alemán, noruego y sueco. Por sus traducciones de Ibsen fue designado en 2009 por el Rey de Noruega como “Caballero de Primera Clase de la Real Orden Noruega de Mérito”.

Otra canción de amor

Para Shlomi M., un creyente hereje

Como un escriba de la Torá grabando la Biblia entera

en la cáscara de un huevo

con mis uñas mordidas grabo los pergaminos

de mi amor por ti en el tallo de mi hueco

corazón  

Y los obispos de mi sangre se precipitan urgentes y sin aliento

por los túneles de mis venas obstruidas

para entregar

una réplica de su mandato a la última de mis

células moribundas.

El camino está pavimentado con células de sangre de amor

alegres y rojas y blancas

indefensas

como globos ennegrecidos después de una fiesta

que en medio de sillas volcadas

entre botellas rotas

el último de sus invitados

lo escupe y abandona

y sigue tarareando

para abrazarse

y bailar consigo mismo 

Cartas de amor amarillentas

En la noche cuando los envidiosos muros se velan a sí mismos

con la oscuridad y sobre nosotros sus alas extienden ensayan la divina

destrucción, nuestro cuerpo ensaya la postura de nuestro nacimiento y muerte.

Oculta dentro de sí misma como una solapa desesperada de un sobre

para que no se nos escapen

las amarillentas cartas de amor

que una vez nos escribimos

se revelaran.   

Kamikaze

Bajo mi cama atesoro

una colección de miedos

para alimentar mis terrores nocturnos

y en las noches áridas de horror

me asusto a mí mismo 

como un fogonero de locomotora a la antigua

que si se acaba el carbón se levanta

con su pala y se lanza al fuego 

para que el tren avance a toda velocidad

y se estrelle contra la estación.  

Traducción del hebreo al inglés  Natalie Fainstein

Traducción del inglés al español Mariela Cordero