5 poemas de Alfonsina Storni

Mar del Plata (Argentina). Foto: « м Ħ ж » (Flickr/CC BY-NC-ND 2.0).
  • 309
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Retrato de la poeta argentina Alfonsina Storni (1892-1938).

Hablar de Alfonsina Storni es hablar de sensibilidad pura, de anhelo,  de la esencia del ser plasmada en letras.

Alfonsina fue una dama fina y delicada, de una exquisita sencillez, según relatan algunos autores que le conocieron, que nos traslada hacia un sentir puramente femenino, a ese lado de mujer que muchas veces no es comprendido por el varón en una época machista. Así, escribe y se da a conocer en un medio dominado en gran parte por varones poetas, por ejemplo de la altura de Amado Nervo, y se desenvuelve de forma majestuosa y única destacándose por la sensibilidad de sus versos.

Nos pasea por paisajes de ternura, pasión, y nostalgia. Sus letras nos llevan melancólicamente a la reflexión y erizan la piel por la delicada forma en que aborda de forma directa su sentir:

Huye hacia los bosques,
Vete a la montaña;
Límpiate la boca;
Vive en las cabañas;
Toca con las manos
La tierra mojada;
Alimenta el cuerpo
Con raíz amarga;
Bebe de las rocas;
Duerme sobre escarcha;
Renueva tejidos
Con salitre y agua;
Habla con los pájaros
Y lévate al alba.
Y cuando las carnes
Te sean tornadas,
Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca,
Preténdeme nívea,
Preténdeme casta.



Etiquetada como una escritora feminista, Alfonsina rompe con varios estilos de poesía y trae a la época algo más fresco, que destaca por mover las fibras en su género y ser reconocida y escoltada por varios Poetas de su tiempo. Su vida amorosa fue un misterio, tanto así que nunca se reveló la paternidad de su hijo. Fue, una mujer que guardó para sí mucho y que mostraba ese paraíso interno, melancólico y cristalino a través de sus letras; que revelan su personalidad y su encanto:

Mariposa triste, leona cruel,
Di luces y sombra todo en una vez.
Cuando fui leona nunca recordé
Cómo pude un día mariposa ser.
Cuando mariposa jamás me pensé
Que pudieras un día zarpar o morder.

Finalmente, sabida de que era víctima de cáncer mamario y del poco avance en la época en cuanto a tratamientos, no quiso vivir con ese sufrimiento a cuestas:

Tengo el presentimiento que he de vivir muy poco.
Esta cabeza mía se parece al crisol,
Purifica y consume.
Pero sin una queja, sin asomo de horror.

Alfonsina decide terminar con su vida, de una forma discreta, durante la noche en uno de sus descansos en Mar del Plata. Una de sus sandalias se halló en uno de los peñascos de la costa y su cuerpo fue encontrado flotando de mañana cerca de la playa.

Para Alfonsina el suicidio era algo que podía decidirse a voluntad. Ella tomó esa opción y nos dejó su legado en letras, como una delicada brisa.

Animal cansado

Quiero un amor feroz de garra y diente
Que me asalte a traición en pleno día,
Y que sofoque esta soberbia mía,
Este orgullo de ser todo pudiente.
Quiero un amor feroz de garra y diente
Que en carne viva inicie mi sangría,
A ver si acaba esta melancolía
Que me corrompe el alma lentamente.
Quiero un amor que sea una tormenta,
Que todo rompe y lo remueve todo
Porque vigor profundo la alimenta.
Que pueda reanimarse allí mi lodo,
mi pobre lodo de animal cansado,
Por viejas sendas, de rodar, hastiado.

Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos,
Alma desnuda, que angustiada y sola,
Va dejando sus pétalos dispersos.
Alma que puede ser una amapola,
Que puede ser un lirio, una violeta,
Un peñasco, una selva y una ola.
Alma que como el viento vaga inquieta,
Y ruge cuando está sobre los mares,
Y duerme dulcemente en una grieta.
Alma que adora, sobre sus altares,
Dioses que no se bajan a cegarla;
Alma que no conoce valladares.
Alma que fuera fácil dominarla
Con sólo un corazón que se partiera
Para en su sangre cálida regarla
Alma que cuando está en la primavera
Dice al invierno que demora: vuelve,
Caiga tu nieve sobre la pradera.
Alma que cuando nieva, se disuelve
En tristezas, clamando por las rosas
Con que la primavera nos envuelve.
Alma, que a ratos, suelta mariposas
A campo abierto, sin fijar distancia,
Y les dice: libad sobre las cosas.
Alma que ha de morir de una fragancia,
De un suspiro, de un verso en que se ruega,
Sin perder, a poderlo, su elegancia.
Alma que nada sabe y todo niega.
Y negando lo bueno el bien propicia,
Porque es negando como más se entrega.
Alma que suele haber como delicia
Palpar las almas, despreciar la huella,
Y sentir en la mano una caricia.
Alma que siempre disconforme de ella,
Como los vientos vaga, corre y gira;
Alma que sangra y sin cesar delira
Por el oro precioso de una estrella.

Un sol

Mi corazón es como un dios sin lengua,
Mudo se está a la espera del milagro,
He amado mucho, todo amor fue magro,
Que todo amor lo conocí con mengua.
He amado hasta llorar, hasta morirme.
Amé hasta odiar, amé hasta la locura,
Pero yo espero algún amor natura
Capaz de renovarme y redimirme.
Amor que fructifique mi desierto
Y me haga brotar ramas sensitivas,
Soy una selva de raíces vivas,
Sólo el follaje suele estarse muerto.
¿En dónde está quien mi deseo alienta?
¿Me empobreció a sus ojos el ramaje?
Vulgar estorbo, pálido follaje
Distinto al tronco fiel que lo alimenta.
¿En dónde está el espíritu sombrío
De cuya opacidad brote la llama?
Ah, si mis mundos con su amor inflama
Yo seré incontenible como un río.
¿En dónde está el que con su amor me envuelva?
Ha de traer su gran verdad sabida…
Hielo y más hielo recogí en la vida:
Yo necesito un sol que me disuelva.

Soy

Soy suave y triste si idolatro,
puedo bajar el cielo hasta mi mano cuando
El alma de otro al alma mía enredo.
Plumón alguno no hallarás más blando.
Ninguna como yo las manos besa,
Ni se acurruca tanto en un ensueño,
Ni cupo en otro cuerpo, así pequeño,
Un alma humana de mayor terneza.
Muero sobre los ojos, si los siento
Como pájaros vivos, un momento,
Aletear bajo mis dedos blancos.
Sé la frase que encanta y que comprende
Y sé callar cuando la luna asciende
Enorme y roja sobre los barrancos.

Voy a dormir

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.
Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación, la que te guste;
todas son buenas: bájala un poquito.
Déjame sola: oyes romper los brotes…
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases
para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido…


  • 309
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 309
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Transmisor d Sinestesias

Carlos Alberto De La O Tapia. Seudónimo: Transmisor d Sinestesias©. Aprendiz de Poeta. Nacido en Cuidad Lerdo, entidad 100% azucarera, enclavada al margen de la Zona de los Tuxtlas, en el Sotavento del estado de Veracruz, México. Participación con prólogos en tres obras de la poetisa Odalys Interián Guerra. Colaboración en la Revista Cultural Guatiní y ejercicios literarios dirigidos por el poeta Ernesto R. del Valle. Convencido de que, la Poesía debe uno sentirla para poder escribirla.

También te podría gustar...

39 Respuestas

  1. José Luis dice:

    Gran entrada y gran mujer. La descubrí el año 2012 y quedé prendado de su personalidad y poesía. Le dediqué una entrada en uno de mis blogs: http://joseluisregojo.blogspot.com.es/2012/07/alfonsina-storni-una-poetisa-femenina-y.html?m=1
    Felicidades.

  2. Es maravilloso tu artículo Charlie.
    Bravo, aplausos y gracias por traernos la maravillosa poesía de Alfonsina Storni.

    • Carlos Alberto De La O Tapia dice:

      Muchas Gracias Alejandro… una Poetisa que me robó varias noches con sus letras… Abrazos!

      • Alejandro dice:

        Es una pena que no respetes al transcribir, que luego de una coma no va una mayúscula, sino que debe ir un párrafo en minúscula. De esa forma quién lee sabe cuándo hacer una pausa y cuando la idea termina o continúa, espero que en ese aprendizaje de poeta te valga de algo está aclaración.

        • Transmisor d Sinestesias dice:

          Descuida Alejandro, la experiencia nos dice que toda persona que mantenga la mente abierta y dispuesta, seguro que aprende. Uno puede ver que lo que aquí expones, no te ha caído del cielo, sino que también lo has ido aprendiendo con el tiempo.
          Lo menos que uno espera, es que quienes te dieron cátedra y formaron tus bases lo hayan hecho de una forma tan amable, cómo hoy aquí lo haces tú.
          Dice Horace Mann «El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender, está tratando de forjar un hierro frío», en ese sentido te aseguro que por aquí han pasado maestros, que sí se han esforzado por ser una real inspiración durante éste año. Muchas gracias por la observación y sugerencia.

        • Flor dice:

          He visto críticas constructivas de escritores con mucha experiencia y sin nada de ego. Que pretenden ayudar al otro no destruir. Lo tuyo es todo lo contrario. La pena no es errar. porque todos podemos hacerlo y podemos aprender. La pena es creernos superiores al otro como si nunca hubiésemos necesitado de la ayuda de alguien. ¿Acaso usted nació sabiendo todo esto? A ser humilde no aprendió.

  3. Grillo Maggio dice:

    Las poetas rioplatenses son las más hermosas

  4. China Fea dice:

    Una mejer adelantada a su época, su genialidad será siempre reconocida…aunque espero que quienes publiquen sus poemas no los mutilen. Todos tienen título, que se omitió en todos los poemas publicados, como también algunos versos.

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Alfonsina es una de las plumas que tocan dentro y de forma profunda, Agradezco mucho tu visita y tomaré en cuenta el comentario sobre los títulos… Saludos China

  5. hector carru dice:

    tristeza y esperanza

  6. Abraham Antonio dice:

    Quisiera alcanzar su verso, pensar,… y luego hacerlos palabra;
    palabra que todos entiendan y suban a la realidad hecha fantasía

  7. Juan Enrique Acuña M. dice:

    ¿Hacia dónde te fuiste, Alfonsina? ¿A tus caracolas de remanso? ¿Hacia tu aura arcana? No te cogió una mano amiga. O no soportaron tu prístina rebeldía… Había una razón para adentrarte hacia las aguas profundas de un océano fecundo, para tu obligada y nostálgica partida, llena del dolor inconmensurable, esparcida en mil olas que te acogieron en sutiles caravanas de la más auténtica y sincera expresión de paz.

    Juan Enrique Acuña M. Poeta y escritor chileno.

  8. JEAN Wilkens dice:

    De verdad la poetisa me parece en los dichos…. Yo quisiera traducir sus versos en mi idioma maternal y grabando los para escuchar diariamente.

    JEAN Wilkens (Poeta haitiano)

  9. Brenda dice:

    Excelente poetisa, llena el alma y hace que tengas valor para afrontar la vida, la pasión de sus poemas le envuelven el alma a uno.

  10. jose gpe.Aguirre Flores dice:

    1972 y conoci el poema «EL RUEGO» que aunque es corto esta muy bien acoplado ,claro en secundaria habria que declamar mucho y conocer quienes nos inspiran con sus poemas ,saludos

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Espero que hayas continuado explorando sus mundos; tiene una pluma que toca dentro… y si no fue así nunca es tarde para descubrir las aguas claras de Alfonsina…

  11. Carolina González dice:

    Sencillamente maravillosa …

  12. Carina dice:

    Alfonsina es para mí única, me llena el alma, me dan ganas de amar cuando leo sus poemas ,admirable y valiente

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      En todo concuerdo, llega un aire romántico que baña el alma en cada uno de sus escritos, Muchas gracias por tu lectura y tu tiempo Carina…

      • Olga León dice:

        Poco sé de Alfonsina Storni, pero son impresionantes sus poemas, la tristeza que refleja en algunos; lo sabida de si misma en sus letras, simplemente una mujer interesante. Gracias por compartir. Aprendo de los otros comentarios

        • Transmisor d Sinestesias dice:

          Sus letras llegan y tocan, son transparentes y es una alegría que éste articulo haya servido para que la conozcas un poco más, Muchas Gracias por tu Visita y Lectura Olga…

  13. iloucat dice:

    J ai découvert cette poétesse ce matin en écoutant un de ses poèmes mis en musique.J’ai passé une partie de mon temps à lire ses poèmes , à la découvrir. Elle m’émeut beaucoup et son oeuvre est d’une grande beauté

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Hermoso lo que comentas, en mi caso la descubrí por medio de mi mentora, quién me compartió un par de poesías, luego conseguí sus escritos una noche lluviosa y me cautivó… Muchas Gracias por tu visita, Iloucat.

  14. Mónica Cibeles dice:

    Mil Gracias, Juan Carlos, Transmisor de Sinestesias, por traer aquí a Alfonsina… una mujer tan valiente y tan sensible al mismo tiempo… afrontando los golpes contra toda marea en la época que le tocó vivir… Me encanta que los varones puedan enamorarse tanto de ella, que amen su voz, que les llegue ese «anima» tan profundo y abismal de la intensa sensibilidad de Alfonsina… (Creo que el nombre del padre del hijo se sabe: Carlos Tercero Arguimbau, un diputado de la provincia de Santa Fe, periodista y escritor de obras de teatro… pero qué importancia puede tener ese «cobarde»). Solo cuenta ELLA, la enamorada del mar, LA LOBA… que quebró con con el «rebaño»… Quería compartirte una canción que hicimos con mi grupo, en su homenaje, porque en casa la amamos, y quise que la cantara mi hija Delfina, para que no olvide nunca a las mujeres fuertes y sensibles, a quien siempre hay que tener presentes. Está hecha con MUCHO AMOR. Aquí va: https://www.youtube.com/watch?v=_mvb9Qrg5vo Ojalá te guste!!! Besos grandes!!!

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Alfonsina enamora desde su transparencia, desde esa forma tan natural que tiene de plasmar tanto sentir… Es como dice su canción «Caricia frágil» que nos lleva y nos toca (le respondo mientras escucho la dulce voz de su hija Delfina)…
      En conjunto: la melodía, la voz, la interpretación y la insinuación a la poesía de Alfonsina hacen de su canción una bellísima pieza que compartiré con la comunidad de Poémame…
      Mi nombre es Carlos Alberto y agradezco de corazón me hayan compartido éste poema cantado y agradezco mucho más su visita y el tiempo de su lectura…
      Es un gusto mayor cuando una persona lee cada artículo y se conecta con su sentir, y lo dejan expresado aquí, ojalá el contenido de ésta revista siga siendo de su agrado y recomendación…
      Besos recibidos y muchos más en correspondencia… Reciba un gran abrazo Mónica…

  15. Alberto dice:

    No han gusta do nada

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Muchas Gracias por tu lectura, quizá sea mas de tu agrado algún otro artículo de la revista Poémame, queda la invitación abierta.

  16. Cesia dice:

    Desde que conocí a alfonsina a mi edad de 9 años , gracias a un libro que me regalo un maestro con sus poesías. Eh quedado prendida en alma con sus letras.. fascinante mujer!

    • Transmisor d Sinestesias dice:

      Fascinante y con una sensibilidad bárbara, muchos quedamos prendidos a la primera de su historia cómo Mujer y cómo Poetisa…Muchas Gracias por tu lectura y tu tiempo Cesia…

Responder a Olga León Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *