• 170
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Miao-Yi Tu 凃 妙 沂 (1961) es una poeta, escritora, editora y artista taiwanesa. Actualmente es miembro del comité de Literatura Taiwanesa Battlefront. Es asociada del Grupo de Comunicación Internacional de Literatura de Taiwán.

Trabajó durante ocho años como editora de páginas de literatura en varios periódicos. Obtuvo su título de BT en literatura china en la Universidad Nacional Chung Hsing, Taiwán. Asistió a la Universidad Budista Dharma Realm (Estados Unidos). Forma parte del Movimiento Poetas del Mundo. Participó en el Festival Internacional de Poesía en Chile (2014), Taiwán (2015,2016), Bolivia (2017) y la Cumbre Internacional de Poetas de Dhaka (2018).

Obtuvo diversos premios literarios, entre ellos Premio Literario Tayouan, el Premio Literario de Taipei, el Premio Literario Lin Rung-san, el Premio Literario Nan-ying, el Premio de Poesía Femenina Ye-hong.  Su ensayo El terreno sigue siendo el jardín 土地 依然 是 花園 obtuvo el primer premio del Premio de literatura Fu-cheng (2007). Obtuvo el Primer premio del Premio de historia corta Wu Cho Liu (2011) Obtuvo el Premio Literario Kathaka (2018). Ha publicado en taiwanés el poemario Yearning 心 悶 (2016). «的 覺醒 The Epiphany of Feet libro de poesía bilingüe mandarín / inglés (2018) y The Black Ghost, libro de cuentos (2019).


TEMPERATURA EN LA TARDE

Los barcos aquí abajo, el sol allá arriba,

Una brisa, al atardecer, sopló ligeramente sobre las copas de los árboles inmóviles.

Allí, desde lo más profundo de mi mente, un paisaje dorado

 Emergió poco a poco sobre un lienzo pálido.

Las sombras moviéndose aquí, las historias fluyendo allá,

Pinturas, una tras otra, colgadas en una pared con colores desvaídos,

Algunos hablan con pasión, otros guardan silencio.

Has oído

¿La melancolía originada por los capullos que caen al suelo?

Los tintes mostrados aquí, la temperatura soplada allá,

Trazos reacios a irse para siempre

Se muestran renuentes a abandonar los sueños de la soledad de la primavera.

Así como el polvo que se eleva durante el atardecer hacia el anochecer

Temporalmente

Desaparece en el esplendor único del puerto.

UN CAMINO

La reminiscencia es un océano que no tiene fondo.

Remembrando un segundo, una flor se intoxica levemente;

Remembrando un minuto, una flor se silencia;

Remembrando un momento, una flor se marchita;

Remembrando un día, una flor arde;

Remembrando una noche, una flor se torna en ceniza.

Cuando dos amantes se distancian uno del otro,

Una milla está marcada por la belleza;

Cien millas significan soledad;

Mil millas están pavimentadas con los trozos de un corazón roto;

Diez mil millas se acumulan, inesperadamente, en un poema.

El camino que dejaste atrás

Rima mi poema con cada uno de tus pasos.

DISTANCIA

Cuanto más imprecisa luce tu cara

Cuanto más incierta se torna tu voz.

Para conservar una incesante evocación de ti,

Sigo escribiéndote sin cesar

Así puedo atesorar en realidad mis memorias de ti.

Algún día podríamos encontrarnos de nuevo en la calle.

¿Cómo no rozarnos el uno al otro?

Una línea incesante de transeúntes ha encontrado mi presencia;

En ella no se encuentra tu rostro.

He convertido tus fotos a color en blanco y negro.

Pero, ¿quién ha convertido los recuerdos de ti en blanco y negro?

El mensaje en blanco que dejaste mientras trabajabas

Se asemeja a nuestra relación que se ha convertido en un espacio en blanco.

Sigo escribiéndote sin cesar

De modo que las palabras suman mil o diez mil.

Se convierten en un cruel destino que nos distancia

Innumerables palabras escritas por mi mano

No logran superar la brecha entre nosotros.


Traducción al inglés: Hsueh-Ming Liao. Traducción al español: Mariela Cordero.


  • 170
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 170
  •  
  •  
  •  
  •  
  •