3 poemas de Alicja Maria Kuberska, poeta polaca

La poeta polaca Alicja Maria Kuberska.
  • 188
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  

Alicja Maria Kuberska es una poeta, novelista, periodista y editora polaca. Ha publicado varios poemarios, entre ellos: La realidad del vidrio (2011) y En la frontera del sueño (2014). Actualmente es editora de la serie de antologías Metáfora de lo contemporáneo (Polonia). Ha obtenido diversos premios y reconocimientos como la Distinción y Medalla en el Concurso de Poesía Nosside en Italia (2014 y 2015), la Medalla de la Academia Europea de Ciencia, Artes y Letras en Francia (2018), el Premio del Festival Internacional Cultural «Tra le «Italia» (2018). También fue nominada dos veces para el Premio Pushcart en los Estados Unidos. Es miembro de las Asociaciones de Escritores Polacos en Varsovia (Polonia) y IWA Bogdani (Albania). También es miembro de la junta de Soflay Literature Foundation (Pakistán), Our Poetry Archive (India), embajadora polaca de cultura de Inner Child Press y pertenece al Consejo Asesor Editorial de Sahitya Anand (India).


EL TREN

Subí al tren de la vida.

Sin nada

sin ropa

sin sentimientos

una hoja de papel en blanco.

El papel secante absorbe todo.

Salí cargada con fardos

de recuerdos e impresiones.

Los empaqué con esmero.

Algunos de ellos se desvanecieron, como

la tinta de letras antiguas.

Los até con cintas de todos los colores.

Estos blancos son mis

recuerdos insustanciales

y los negros son pesados ​​y traumáticos.

Encontré a muchos pasajeros,

a lo largo de este dilatado viaje.

Y polizones también.

Quienes fueron recogidos

en diferentes paradas.

Cada encuentro,

incluso éste, el más breve,

es como el destello de un sol dorado.

Aleteo de alas de mariposa

que ha enriquecido y colmado mi equipaje de experiencias.

CONVERSIÓN

Es una pena que no pueda comprar un alma nueva.

En los supermercados, no hay ofertas especiales.

– ¡Nueva alma! A la venta!

El alma vieja es disfuncional.

Es mucho más fácil tener una visión simplista del mundo.

Mantén tus pies en el suelo y no tengas sueños.

Ser codicioso protege el corazón.

La vida tiene una dimensión física. Los ideales duelen.

Gana un lugar sobresaliente en la carrera de ratas,

descarta los sentimientos, las lágrimas.

Mi alma es capaz de perdonar.

No puede aprender a confiar de nuevo.

Se dice que no se entra dos veces en el mismo río.

¿Irrazonable? Tal vez.

No escucha a la razón.

Se aleja de la gente.

ES ELLA

Nos cruzamos de cerca cada día,

la distancia del miedo nos separa.

La vida nos obliga al mutuo desprecio y aceptación.

A veces, como un niño revoltoso, ella estropeará algo,

para llamar la atención, para cautivar con un gesto.

La veo en el viento, que con descuido.

Vuelca las hojas marchitas.

Y de pie erguida con orgullo en los tallos endurecidos por las heladas.

Pinta árboles grises y arrugados, rompe las ramas con un crujido.

Ella está muda en las apretadas gargantas de los pájaros,

con fijeza, ella mira con ojos vidriosos.

Ella lo habita todo y nos recuerda su presencia.

Ella explica con paciencia el significado de la certeza.

Sé que ella no nos permite tomar nada,

cuando ella toca el réquiem y nos invita al sueño eterno.


  • 188
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 188
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  

Mariela Cordero

Mariela Cordero (Valencia, Venezuela, 1985) es abogada, escritora y poeta. Autora del poemario “El Cuerpo de la duda” publicado por Ediciones PublicArte en Caracas, Venezuela (2013). Cuenta con algunas distinciones entre ellas: Tercer Premio de Poesía Alejandra Pizarnik, Argentina (2014); Segundo Premio de Poesía Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Traceperlameta Edizioni, Italia (2015); Primer Premio de Micropoemas en Castellano del III Concurso Transpalabr@rte, España (2015); Primer Lugar en Concurso Internacional de Poesía #AniversarioPoetasHispanos mención calidad literaria, España (2016).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *