• 143
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  

Mariela Cordero (Valencia -Venezuela-, 1985) es abogada, poeta, escritora, traductora y artista visual. Su poesía ha sido publicada en diversas antologías internacionales. Ha recibido algunas distinciones entre ellas: Tercer Premio de Poesía Alejandra Pizarnik Argentina (2014). Primer Premio en el II Concurso Iberoamericano de Poesía Euler Granda, Ecuador (2015).
Segundo Premio de Poesía Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Tracceperlameta Edizioni, Italia (2015) Premio Micropoemas en castellano del III concurso TRANSPalabr@RTE 2015.Primer Lugar en Concurso Internacional de Poesía Aniversario Poetas Hispanos mención calidad literaria, España (2016). Es autora del poemario «El cuerpo de la duda» Ediciones Publicarte Caracas, Venezuela (2013). Sus poemas se han traducido al hindi, checo, serbio, shona, uzbeko rumano, macedonio,
bengalí, inglés, árabe, chino, ruso, polaco. Actualmente coordina las secciones #PoesíaVenezolana y #PoetasdelMundo en la Revista Abierta de Poesía Poémame (España).

¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

Mi padre me enseñó a leer desde muy niña. Recuerdo que comencé a leer todo lo que tenía a mi alcance con curiosa voracidad. Empecé a asistir a la biblioteca y pronto tuve mi primer carnet, que me autorizaba el préstamo de  algunos libros. En la adolescencia comencé a escribir algunas frases sueltas, aforismos o versos dispersos que poco a poco fueron tomando una forma parecida a la poesía. No era un secreto que era una amante de la lectura pero escribir poesía era para mí una actividad clandestina. Estudiando Derecho, decidí comenzar a publicar algún que otro poema en blogs y ya tenía una cantidad considerable de material escrito. Uno de los primeros blogs que me publicó fue el blog de Legados Ediciones (España) donde más tarde mis poemas fueron seleccionados para una antología Cuaderno de Legados. Ya con esta participación, me decidí a seguir escribiendo y en 2006-2007 participé en el Taller de Poesía de Monte Ávila Editores, impartido por el poeta venezolano Alfredo Chacón, dicho taller fue una gran experiencia para mí. Luego de esto fui un poco más audaz y comencé a participar en concursos, enviar poemas a revistas, y a participar en diversas convocatorias.

¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

Estaba muy niña y no recuerdo exactamente la edad. Pero recuerdo claramente que lo primero que leí (poesía) fue un madrigal de Gutierre de Cetina, que era un ejemplo en un libro de gramática que pertenecía a mi padre.

Ojos claros, serenos,

si de un dulce mirar sois alabados,

¿por qué si me miráis, miráis airados?

Luego de leerlo, tuve mucha curiosidad y leí algunos otros poemas del llamado Siglo de Oro. Por supuesto leí  a Andrés Eloy Blanco, un poeta venezolano muy popular. Más adelante fueron llegando otras lecturas poéticas. Tuve una época de lectora compulsiva de poesía y allí llegó todo de golpe, Dickinson, Hölderlin, Novalis, Keats, Rimbaud, Baudelaire, Verlaine, Pizarnik, Celan, Kavafis… Y  creé un blog donde voy dejando todos los poemas que amo por alguna u otra razón. En este blog hay muchos de los poetas que me influyeron. El blog se llama como mi primer libro El cuerpo de la duda https://elcuerpodeladuda.blogspot.com/

¿Cómo definiría a su poesía?

Es difícil para un poeta definir su propia poesía, o al menos lo es para mí. Algunos han definido mi poesía como posmodernista, metapoesía, experimental. Creo que puedo decir que hay algo de metapoesía en ella pero hay más y es indefinible. Esa definición creo que es mejor dejársela a la crítica literaria.

¿Cree que la poeta “evoluciona” en su escritura? ¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

Sí, sin duda. Las lecturas, las vivencias, las catástrofes y las glorias. Todo va infiltrándose en la poeta y esto termina por transformar lo que escribe. A veces con los años he sentido cierta depuración, es como una especie de despojamiento de artificios y accesorios. Es como pasar de un estilo rococó a un minimalismo. Por ejemplo es como pasar de una obra de Boucher, por ejemplo el Triunfo de Venus (donde hay belleza, pero demasiado que ver) a una obra de Pierre Soulages donde nos podemos encontrar frente  la simplicidad de un cuadro negro y abstracto. Pero creo que lo esencial, y el estilo o sello personal por decirlo así, permanecen en la escritura, pese a todas las mutaciones que puedan ocurrir.

¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?

Cuando escribo un poema, lo escribo con lápiz de grafito y papel. Luego lo escribo en la computadora, allí releo y también leo en voz alta. Todo aquello que sea discordante, que me incomode, lo borro. Y finalmente cuando siento que está limpio y podado como un bonsái, pues lo doy por terminado.

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

Creo que la poesía como todo arte busca expresión. Solo con expresarme mediante la escritura de poesía siento la satisfacción de comunicar algo que evidentemente no tendrá el mismo valor o sentido para todo el mundo. Pero quizás para alguien sí lo tenga, quizás lo que escribí le puede resonar a una persona.

¿Qué lugar ocupa, para una poeta como usted, las lecturas en vivo?

Creo que son importantes. Es impresionante sentir la fuerza y la cadencia de la poesía al leerla en público y como la audiencia se conecta con lo que uno está recitando. He tenido la oportunidad de leer mis poemas en público y es algo que me cuesta muchísimo debido a mi personalidad bastante introvertida. Pero una vez superado el miedo escénico, se crea una energía muy especial y sinceramente he salido eufórica y radiante de esos recitales, como si hubiese liberado algo de mí. Pero creo que pese a todo sigo prefiriendo escribir, y no saber quién me lee y cuándo me lee. Este acto entraña un misterio maravilloso.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs etc?

Me parece formidable. A mí en lo particular me ha ayudado mucho participar en este tipo de medios. Se puede difundir la obra propia, pero también descubrir la obra de otros poetas increíbles que están al otro lado del mundo. Y en esto cobra mucha importancia, la traducción que es algo que hago con devoción. Difundir la poesía de otros poetas también es algo que me apasiona mucho y para esto los medios electrónicos son los canales perfectos

¿Podría recomendarnos un poema de otro autor que le haya gustado mucho?

Pues amo a muchos poemas. Pero se me viene a la mente el poema de Leopoldo María Panero.

Suave como el peligro atravesaste un día

con tu mano imposible la frágil medianoche

y tu mano valía mi vida, y muchas vidas

y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.

Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida

porque eras suave como el peligro,

como el peligro de vivir de nuevo.

¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Estoy leyendo Más allá del equinoccio de primavera  de Natsume Sōseki y Rimas de Guido Cavalcanti en traducción de Jorge Aulicino.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la poesía?

Que lea de todo, prosa y poesía. Que lea todo lo que pueda y que tenga paciencia. Que no quiera publicar todo lo que escriba con prisa, sino que permita que su voz poética madure con los años, con las calamidades y también con las alegrías.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

En Venezuela casi no existe industria editorial. Aunque existen algunas casas editoriales que siguen luchando en medio de la tormenta y se merecen toda mi admiración y respeto. A modo general veo que publicar poesía  en cualquier lugar del mundo es muy difícil, pues el género no es considerado rentable. Actualmente abundan editoriales que ofrecen opciones de coedición que son verdaderamente impagables para un poeta. Creo que la publicación a cargo del editor está en vías de extinción y es una pena.

¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se la he hecho?

Me gustaría que me hubiese preguntado ¿Qué es la poesía? Es una pregunta que considero interesante y que he tenido la oportunidad de realizar cuando he entrevistado a poetas. Creo que las respuestas son tan ricas y variadas, que pueden surgir mil y un debates.

Muchas gracias Mariela por haber accedido a la entrevista. A vosotros, lectores, esperamos que hayáis disfrutado y os agradecemos que hayáis llegado hasta aquí.


  • 143
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 143
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •